¿Quién necesita un influencer?

¡Ohh! Las redes sociales, esas invenciones tan mágicas como contradictorias. Llegaron, se instalaron y se incrustaron en nuestra vida. Y pues, no es que esté mal, son como hadas que nos traen información; nos mantienen cerca de nuestros familiares y amigos, a pesar de la distancia. Son muy entretenidas. Una inmensa ventana para compartir pensamientos y pues, también para hacernos notar.

Quizá ese sea su punto débil, que está plagado de personas que desean hacerse notar. Algunas de las cuales usan esta ventana con cortinas de movimientos sociales para mostrar al mundo más de lo mismo, pero con un filtro más chica.

¿Influencers? Personas autodenominadas gurús que creen tener los lineamientos para “influenciar” nuestras vidas en línea y fuera de ella. Influencers de maquillaje, de estilos de vida, de alimentación, de paternidad y maternidad, de trabajo, de juegos, de cabellos, de moda, de política, de salud; piensa en algo, de eso también hay al menos un influencer.
La verdad me he cansado un poco de entrar a mi Instagram y sentir que quienes sigo porque su contenido me ha parecido interesante, ahora formen parte de un grupo de influencers que quieren decirme qué hacer y qué no. Chicas, especialmente, que bajo la bandera del feminismo quieren decirme que está mal que me vista, que me peine, que coma, ¡que tantas cosas! ¿Pero que me depile?

Sé que es un tema delicado y que es importante, pero vamos, si yo quiero depilar mis piernas, mis axilas y mis partes íntimas, eso no me hace menos mujer. Y el día que no lo haga ha sido por que la pereza me ha ganado o porque así me siento a gusto. No porque sea una bandera de aceptación o de una lucha en contra de nada. Cuando de verdad queremos luchar por los derechos humanos lo hacemos de una forma más consciente y efectiva.
Estos días mis redes sociales son más refrescantes, he cambiado el contenido que recibo. Últimamente me deleito con ositos de felpa que viajan por el mundo y con perritos y gatos tiernos, que definitivamente no juzgan. Una maravilla.

Please follow and like us:

Leave a Reply