martes, 27 de octubre de 2015

❥ Días serenos


Pasear por el bosque para respirar la tierra, para abrazar árboles, para descubrir. Comprar una plantita sólo porque es naranja y ese color te anida últimamente en el pensamiento. Cocinar por verte disfrutar de un plato sencillo…(mirar tus pies abrigados y sonreír). Octubre va cerrando lentamente sus páginas, dejándome sobre las manos un ramillete de días serenos por los que caminar despacio. 












lunes, 26 de octubre de 2015

❥ En mi salsa

El otro día recibí un correo (¡cuanto me gusta recibir cartas!) en el qué, entre otras muchas cosas, me advertían que el blog no se carga demasiado bien, incluso que en según qué momentos la barra del lateral se desmonta. Bufff, es la segunda vez que me lo dicen y la verdad es que no sé qué hacer porque yo lo veo bien, tanto en el ordenador como en el móvil. ¡Misterios! Lo que sí es cierto -y esto me pasa desde siempre en Blogger- es que me puedo estar un rato largo para subir cualquier imagen por más que la reduzca, y eso, para alguien que adora la fotografía y que quiere convertir el blog en algo así como un álbum de fotos, es desesperante. No sé. A veces pienso que sería buena opción migrar a Wordpress, pero me da taaaanta pereza... ¿Alguien lo utiliza? ¿os funciona bien?, y lo más importante ¿es fácil de utilizar??? 

Para mí es un mundo nuevo, y claro, como todo lo nuevo me da pereza sí, pero también me tienta... ;) En fin, ya veremos. De momento a lo que sí sucumbo es a paladear los días con el regocijo (y regodeo también ;) de quien se siente instalada en el Otoño, su estación, su entorno y su salsa.





viernes, 16 de octubre de 2015

❥ a mordiscos de azúcar

Hoy tengo el día movido, espero soportar el ritmo. Entrevista con el tutor del mayor a primera hora, trabajo, compra, comidas, deberes de viernes con el pequeño (¿soy la única que no comprende las matemáticas de 5º de primaria? en mi época se calculaba de otra manera, no sé, debe ser que ya no me acuerdo de la mitad) más compras, llevar al pequeño a casa de mi hermano y al final, al fin, al fin, concierto en la ciudad. El día promete ser rítmico e incesante, la noche también y eso me gusta aún más. Sólo espero que este cuerpo mío no se niegue al baile de horas y me permita llegar a todo. La rodilla izquierda silva disimulando cada vez que le digo que haga el favor de dejarme en paz, que hoy se trague ella solita el dolor, el orgullo y la inflamación, que yo quiero irme de concierto con R y girar y girar, y zamparme a mordiscos de azúcar todas toditas las estrellas de mi ciudad.







miércoles, 14 de octubre de 2015

❥ De paseo por el antiguo Egipto


Siempre que voy a un museo o visito una exposición antigua tengo la sensación de que la observación no es sólo de vitrinas hacia adentro sino también de vitrinas hacia afuera. 

Eso me pasó el pasado domingo en el CaixaForum de Barcelona visitando la exposición de "Faraones y Animales". Pegada a aquellas vitrinas tuve la sensación de estar siendo observada desde dentro. Mi imaginación, que fluye a velocidad atemporal, se perdía de la mano de aquellas estatuas de animales, aquellos grabados, aquellos papiros (¡que me moría por palpar!) y, sobre todo, aquellas pequeñas momias. Ah, ¡las momias!. La exposición trataba sobre la importancia de la figura animal en la civilización faraónica (la mayor parte de las piezas provenían del museo del Louvre) y me apasionó. Contemplé cada pieza maravillada, totalmente absorta, pero admito que muy dentro de mí una vocecilla tenía prisa. Yo quería llegar a la zona de momias, quería tenerlas "frente a frente", imaginar aquellos gatos, perros, cocodrilos, corderos (y demás animales) vivos en un tiempo que se escapa a mi imaginación. Quería que la mente se me aturullara y la niña que me habita se reflejara en el cristal de la vitrina. Y lo hizo, vaya si lo hizo, sobretodo de la mano de mis hijos que disfrutaron aún más que yo de aquel paseo por el antiguo Egipto.


Y no sólo con las momias, no, mi imaginación se quedó atascada en una sandalia, concretamente la de aquí abajo. Hubiera dado tres dedos de la mano por tocarla! aisss y es que yo necesito siempre tocar aquello que me hechiza.... ;)



viernes, 9 de octubre de 2015

❥ Ahora que la luz invita

Me dicen que Bob, nuestro diminuto almendro, va retrasado. Aún así este año nos ha regalado una producción de escándalo. Mientras coloco las almendras pienso en hacer galletas, o quizá un pastel,  y me sorprendo porque de un tiempo a esta parte toda yo he cambiado. Antes no me gustaba cocinar, y ahora... Antes me encantaban el bullicio, las voces, los debates y ahora... Bueno, quizá esos adverbios no sean más que saturación, ciclos, situaciones, nudos espaciados del cordón vital. Quizá tengan mucho que ver el cansancio, el otoño, el dolor o las hormonas (a veces creo que las personas no somos más que meros impulsos hormonales) pero estos días tengo los oídos ciegos y son enormes las ganas de recogerme en un pliegue de calma. La luz invita, claro. Tan tenue, tan suave, tan de caricias y arrímate


La manga corta sale del armario gradualmente y a velocidad de crucero. No hay prisa, el otoño es amplio. Mientras doblo la ropa de mis hijos me enamoro de la luz que entra por la ventana y que parece querer suspirarlo todo. Voy a por mi cámara para intentar atrapar un soplo de esa penumbra tan maravillosa que no necesita filtros, ni flecos ni edición. Mientras camino la cabeza se me aturulla volando entre diafragmas, isos y velocidades. Mis manos nunca llegan a recoger del todo mis emociones, pero la luz grabada en mi memoria sí. La luz las convierte en luciérnagas de un tiempo azul, dulce y sencillo qué, afortunadamente, siempre se queda a vivir conmigo.






jueves, 1 de octubre de 2015

❥ Octubre en el paladar

Octubre siempre comienza recordándome a mi abuela Pilar. Si aún viviera tal día como hoy cumpliría 101 años. "Como los dálmatas" diría, soltando una de esas risillas suyas tan contagiosas. Hace 10 años que mi abuela ya no cumple años de forma física pero cada primero de octubre le enciendo una vela y le envío un beso  (sospecho qué, desde algún lugar, sopla la vela y descuenta recuerdos)

En otro orden de cosillas me gustaría, cada primeros de mes también, subir una receta al blog. Sí, sí, lo sé! de lo que me propongo a lo que finalmente hago va un mundo en el que caben un montón de olvidos. Pero de momento en Octubre cumplo el empeño y además se lo dedico a ella, a mi abuela, que era una cocinera increíble a la que le encantaba escribirte las recetas a mano y dejártelas pegadas con un imán en la nevera. Otra cosa era luego descifrar la letra, claro, "esto son jeroglíficos egipcios, yaya" le decía yo, y las risas siempre volvían, siempre. De entre las muchas cosas que me enseñó el aferrarme al humor fue la que más me caló. No dejar de reír nunca, pase lo que pase. La risa es el desengrasante de la vida, la mercromina del corazón. Hoy Octubre empieza con fresco, lluvia, tallarines y sonrisas. 

¡Bienvenido sea!


"TALLARINES DE ARROZ CON NUECES"
(rico-rico, fácil-fácil)

* Ingredientes
- Tallarines (350-400gr)
- Media col cortada en juliana
- 1 taza de zanahoria rallada
-1/4 taza de cilantro picado
-1/2 taza de cebolla en rodajas 
-1/2 taza de nueces tostadas

* Vinagreta
- 1/4 taza de aceite de oliva
- 1/4 taza de aceite de nuez tostada
-1/4 taza de zumo de limón
_1/4 taza de salsa soja
- 1/8 taza de salsa Thai picante
- Sal en escamas

1- Batir todos los ingredientes de la vinagreta y dejar reposar durante 30 minutos.
2- Cocer los tallarines siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrir y reservar.
3- Mezclar las nueces tostadas, los tallarines y las verduras con la vinagreta. Agregar las nueves picadas por encima y servir.

¡Está riquísimo!