martes, 30 de junio de 2015

❥ Receta y calor, muuuucho calor...

Tengo el ventilador pegado al cuerpo y no noto que el calor afloje. Me propuse firmemente no instalar en casa aire acondicionado, ya tuve en el anterior piso y va muy bien, sí, pero os prometo que mi dependencia rozaba lo enfermizo. Además el cambio brusco de temperatura al salir a la calle me dejaba el cuerpo hecho puré. De momento sigo en mi empeño de no ponerlo, aunque en días como hoy -en los que el calor resulta casi insoportable- me lo cuestiono, la verdad.

Otra cosa que me he propuesto es subir al blog, como mínimo, una receta al mes. Esta de hoy la encontré en una revista de comida vegetariana que me encantó. Es una ensalada refrescante, perfecta para el verano y muy, pero que muy fácil de hacer. ¿Alguien de vosotros es vegetariano?, confieso que es un tema que me va atrayendo cada vez más y más.


ENSALADA DE BULGUR 

(Podéis sustituir el bulgur por cuscús si os gusta más)


* Ingredientes :

- 1 taza de bulgur
- 2 pepinos picados
- 2 cebolletas picadas
- 1/2 kg de tomates rojos cortados
- 1/2 taza de zumo de limón recién exprimido
- Perejil fresco
- Sal, pimienta y aceite de oliva


1. Poner el bulgur en remojo durante 10 minutos o hervir (según instrucciones del envase)

2. Cortar todas las verduritas en cuadraditos pequeños, bien picadas.

3. Escurrir el bulgur y juntar con el resto de verduras en una ensaladera, añadir el zumo de limón, la sal, la pimienta y el chorrito de aceite. Mezclar bien y dejar unos diez minutos en la nevera. A nosotros nos gusta bien fresquita, ¡ah! y con cilantro en vez de perejil ;-)


Bon appétit!




jueves, 25 de junio de 2015

❥ De esa (maravillosa) cotidianidad de bolsillo

No sé qué he hecho con facebook del blog. Intenté fusionar el perfil con la página y lo uno me ha desaparecido y la otra ha quedado limitada, es decir, no puedo comentar en otras páginas, ni poner que me gusta una publicación ni nada. No sé qué haré porque en realidad no tengo ni idea de como funciona (¿alguien sabe como desunirlas?, ¡madre!, qué drama jajaja), me pasa por experimentar sin consultar. Por contra, hoy estreno en el blog ese botoncillo de "Leer más" (pulsarlo) que veréis más abajo y que yo misma he diseñado (aquí tenéis un tutorial magnífico por si queréis ponerlo también). Va de fábula, sobre todo cuando escribes posts larguísimos como este. Porque de pronto...no sé, siento que se me acumulan las cosas que contar y compartir, retales de esa cotidianidad "de bolsillo" (tan sencilla como vital) que tanto adoro y que está repleta de imágenes, momentos, aprendizajes, luz... Y es que Junio va marchándose poco a poco, dejando granitos de azúcar tras las puertas y tan silencioso como entró.

Últimamente tengo la sensación de que los meses pasan demasiado deprisa, demasiado veloces. Y yo, que poseo otro ritmo de serie, no tengo más remedio que recogerme el alma en cola alta para lanzarme al vacío y poder volar. Aún así me voy dando de bruces con el calendario. "Clooonc" hacía ésta madrugada la hoja número 24 al caer.


Junio ha sido y es un mes dulce. A pesar del velocirrapteo de sus horas nos ha regalado momentos mágicos, como 1. ese campo de oro que contemplo cada día de camino a casa y que me hechiza, 2. ver como el pequeño "Mel" va cogiendo peso y haciéndose cada día más activo, 3-4 las ganas de cocinar que me da siempre el buen tiempo, ésta vez experimenté con "bulgur" y fue un acierto (subiré la receta)...


domingo, 21 de junio de 2015

❥ Sólo por acunar la luz...


"Habrá que ir dándole la bienvenida al verano", me he dicho a mí misma hoy de madrugada. Es la estación que menos me gusta, pero representa la antesala del otoño y es, también, todo un paréntesis de luz y calma. Son las 12:56h y llevo despierta desde las 06:30h. Ahora mismo, mientras tecleo en la tablet, paladeo el segundo café del día. Un café intenso, sin apenas leche, para espabilarme aún más y no perder esta inercia gustosa con la que me he levantado hoy. A pesar de que el cuerpo me dolía y me duele, a pesar del arrastre suave de pies y alma. Me preguntan siempre cómo es que me levanto tan temprano en domingo, "que ganas las tuyas...¿porqué no aprovechas y duermes?". Y tienen razón pero nunca sé que contestar, sólo que sigue siendo un gustazo madrugar en domingo y sentarme en el bordillo más frío del jardín. Sólo por quedar un ratito conmigo. Sólo por percibir el rugir del mundo bajo los pies (y la quietud sobre los hombros). Sólo por acunar la luz nacida entre labios. 




"y dejar caer desde la frente al infierno 
todo un vértigo gris de palabras con hueso."








jueves, 11 de junio de 2015

❥ Umbilicalidad

Me gustan estos momentos. Estos, en los que me quedo sola y la casa se convierte en algo parecido a un óvulo en el que fertilizan y multiplican todas las células de mi calma.

Paseo por ella, me expando, descalzo mis pies y mis paredes, dejo que las esquinas –tan marcadas- se relajen y suavicen. La casa entera escupe entonces una especie de quejido tosco, un suspiro hondo, como de bosque, como de brisa, como si expulsara de sus pulmones la contaminación acumulada de palabras y hollín. Se relaja y se desliza en un vaivén de respiración tranquila. Es entonces, preñada de mí, cuando me busco.

Normalmente encuentro pedazos de mí misma bajo la cama, sueños de medianoche que lanzo al precipicio del colchón y que se evaporan como vampiros al amanecer. Encuentro allí, bajo los subterráneos de la habitación, trozos de mi sonrisa, migajas de proyectos que se enroscaron entre pelusas de hastío para olvidarse a sí mismos y el sudor de los suspiros que alimentan, a raudales, el hambre de nuestra canción.

Me desentraño y me esparzo, me acometo a pedazos de alma contra el suelo. Luego me quedo con ellos en la mano como si fueran jeroglíficos de la antigüedad, piezas perdidas de distintos puzzles que no encajan entre sí y que ya no recuerdan siquiera qué vuelo, qué anhelo, qué luz.

Y es que hay olvidos qué, sin saberlo, nos lanzan al abismo del recuerdo.






viernes, 5 de junio de 2015

❥ Sin nubes en el pelo

Van a venir a cambiarnos el router (o módem, que no sé si es lo mismo o es diferente o desigual) en cualquier momento. Llevamos unos días con una conexión a internet tan precaria que resulta casi insufrible cargar una mera página. Al final el problema es del routermódem este, que está hecho caldo de tanto parpadear. Van a venir en cualquier momento, como digo, y como no sé lo que voy a tardar en volver a tener internet (pueden ser 5 minutos, una hora, dos días) quiero agradeceros a todos los comentarios (y correos) tan cálidos y vitamínicos que me habéis dejado en el anterior post. Sois, de corazón, increíbles, y os agradezco infinito la cercanía. Pasaré por quirófano, sí, es ya una certeza, pero no será inmediato (a no ser que tenga alguna fractura o el dolor se vuelva insufrible, claro). Así que inspiro hondo y me sacudo del pelo un montón de nubes negras. Volveré a rasparme la queja, seguro, y volveré a plasmarlo en este rincón de palabrejas y margaritas, claro. Pero la suerte de sentiros cerca es balsámica, un privilegio de oro. Gracias, de corazón.

♡ ❀ ♡ ✿ ♡ ❀ ♡



"La gatita presumida" - Antílopez 

 (Siempre que los escucho se me pintan sonrisas, 
¡me encantan!)