jueves, 30 de abril de 2015

❥ ¿Una magdalena con ojos?

La pasión de mi perra Duna por las magdalenas la llevan a camuflarse si hace falta! ;)

Reír a primera hora de la mañana.
Improvisar una carcajada
sobre una tostada de mermelada 
Reír dentro y fuera de un café.
Reír por reír.
Como si nada.
Como si todo.
Por la luz.
Por el verde.
Por ti.
Por 
Por ellos.
Reírse en clave alta
Reírse en rojo raíz
Reírse en original
Por estar.
Por ser.
Por latir.


(No hay duda, me pido un planeta llamado sonrisa.)

:)


¿Y tú?

❀ .    ❀ .    ❀

¡¡¡¡Feliz puente!!!

martes, 28 de abril de 2015

❥ Pequeña felicidad "punto com" (y cambio de dirección!!)

Fue una época extraña, la verdad. Pero siempre que la evoco se me aromatiza el paladar de la memoria. Tenía veintipocos años e infinidad de proyectos. La maternidad tardaría en llegar pero por entonces no lo sabía, así que tejía proyectos inmediatos y azules, muy azules. Era primavera. Recuerdo que sembré margaritas en el pequeño jardín de mi pequeña casa. "Margaritas salvajes" ponía en el sobrecillo de semillas y vaya si lo eran, crecieron de forma amazónica, tan altas y fuertes como las habichuelas mágicas. Fue una etapa de cambios radicales en mí. Me teñí el pelo de negro azabache, aireé y reorganicé el armario interno, escribí mucho, pensé poco y me empeñé en usar sombreros terribles. Fue una época dulce, ingrávida, circularmente feliz. Una etapa que se me amoldaba a la sonrisa como si estuviera hecha a mi medida. Quizá por eso, cuando hace unos años buscaba un título para este blog, esa etapa me vino como un rayo a la memoria. Y en especial, esta foto (en la que no tengo claro si soy yo quien parece comerse las margaritas o ellas a mí) ;)


Antes y después de este blog he tenido otros. Blogs que he ido eliminando sistemáticamente por apatía, desgana o porque sencillamente me dieron todo lo que debían darme. Sin embargo este, el de las margaritas, siempre ha permanecido ajeno a mis caprichos. Vuelvo tras la pausa, lo reactivo, le doy mil vueltas a la plantilla (incluso le cambié una vez el nombre), y lo disfruto. Quizá sea porque este rincón -para mí- tiene el mismo sabor que un buen recuerdo. 

¿Y porqué cuento todo esto?, pues porque ayer me decidí a registrar el nombre. Algo que ya me rondaba desde hace tiempo pero que no conseguía materializar porque no tengo ni flowers de dominios, hostings y leches. O mejor dicho, no lo tenía hasta que me encontré con un blog increíble "Miss Lavanda" en el que explica con pelos y señales como conseguir un dominio propio. Así que desde ayer este blog tiene nueva URL, (ojo, si me tenéis en vuestra lista de blogs habréis de volver a añadirme con la dirección: www.lachicaquecomiamargaritas.com , ¡disculpad el engorro!). Y sabéis lo mejor?, que me encantó hacerlo sola, con lo negada que soy yo para estos temas!. 

Si os animáis a registrar el nombre y queréis un manual sencillo, aquí tenéis el enlace de Miss Lavanda, animaros también a visitar su blog, porque saldréis llenos de buenas ideas, ¡os encantará!



❀ . ❀ . ❀

lunes, 27 de abril de 2015

❥ Going Home

Hoy al amanecer...
Empieza la semana y parece que la gripe de estos días va dándome tregua. De hecho ésta mañana me parecía estar saliendo de un túnel oscuro y largo. Larguísimo. Y es que cuando la gripe pasa a mayores y me ataca las (maltrechas) articulaciones me deja sumergida en una pesadilla que no le deseo a nadie, palabra. Pero hoy es otro día y hace sol a pesar de los augurios de lluvia, hace sol y el ambiente huele a tierra húmeda y primavera. Un aroma que necesito inspirar y que me mece como un suspiro. Igual que ésta canción que os dejo hoy.

¡Feliz lunes a todos!





"Marius Ziska" - Goin Home




❀ . ❀ . ❀

martes, 21 de abril de 2015

❥ De erizo y luz...

El mar y yo

El otro día lo pensaba (de esa forma fugaz y llena de suspiros) que me gustaría haberme plantado en los 35 años. Sí. No para siempre, por supuesto, pero sí un poco más. Tenía esos años cuando fui madre por primera vez y ese acontecimiento marcó un hito rotundo en mi vida, un eje desde el que late mi universo entero. Me gustaría haberme anclado algunos años muchos en los 35 años. Pero no es así, qué le vamos a hacer. También me gustaría decir que he llegado a un punto en el que la madurez me equilibra irremediablemente. Que me atrapa esa gustosa calma de melocotón que poseen quienes saben lo suficiente como para caminar firmes y plenos. Me gustaría decirlo, sí. Pero tampoco sería verdad. Soy una eterna aprendiz de vida. Una aprendiz que, para más inri, pertenece a ese tipo de individuos tocados por una zarpa críptica, pelín compleja y extra sensible. Una complejidad de erizo que solemos esconder bajo una manta de dulzura anestésica, algo huidiza y bastante solitaria. Somos así, del genero "rarito", pero tampoco duele, eh?. Sé que hay parcelas de mí misma que afortunadamente no llenaré jamás. Y afortunadamente también sé que siempre estaré hambrienta de vida, de semillas, de letras, de ternura, de luz. Sobre todo de la que irradian mis hijos, mi amor, mi familia, mis amigos, mi casa y la sencillez de lo cotidiano. Una luz mágica, maravillosa. Una luz como de cien mil luciérnagas.

(o más)


❀ . ❀ .

viernes, 17 de abril de 2015

❥ Pequeñas cosas inmensas...

Ahora mismo, mientras tecleo, mi hijo pequeño ríe a carcajadas al fondo de la habitación y un sol suave de atardecer entra por la balconera deslizándose por el suelo como una caricia. Sol y risa me parecen una hebra maravillosa dónde asirme en esta tarde. Hoy, también, he recuperado la voz de un viejo compañero de camino (este blog siempre me ha traído cosas tan y tan dulces).  Así fluyen los días de primavera, así nuestras pequeñas historias inmensas.


"Yo creo que fuimos nacidos hijos de los días, 
porque cada día tiene una historia 
y nosotros somos las historias que vivimos."

(Eduardo Galeano)




❀ . ❀ . 


jueves, 16 de abril de 2015

❥ Tiempo de luciérnagas...




...y tiempo de ir regresando a este mi pequeño rincón...

¿Cómo os va tratando la primavera?

:)


❀ . ❀ .