miércoles, 16 de diciembre de 2015

❥ Todos los miércoles merecen un...¿villancico?


"Parece un circo" me decía el otro día R, y es verdad. Resulta que este año no hemos puesto árbol de Navidad en casa y, si mal no recuerdo, es la segunda vez en tooooooooooooooda mi vida (con muchas "o" sí, que ya empiezo a sumar lo mío) que no lo pongo. La primera vez fue hace cinco años, cuando éstas fechas nos pillaron en plena mudanza (no quiero ni recordarlo). La otra ha sido este año y por decisión familiar unánime. No sé qué pasa, es un misterio, pero cada vez que lo ponemos la casa encoge unos metros y nos vamos tropezando con él continuamente (sin contar, claro, que este año hay dos gatos revoltosos sumándose al núcleo familiar). 

Nos ha dado pena, la verdad, sobretodo a mí, que soy capaz de irradiar ñoñez navideña hasta por las orejas. Así que para compensar el trauma lo que he hemos hecho es colocar un montón (más) de lucecillas navideñas por el interior de casa. Salón, cocina, escaleras, pasillo...en fin, una locura (eso sí, el wifi nos funciona igual de mal que siempre). Y que parece un circo, es verdad, un tiovivo, una feria, un burdel, una paranoia alucinógena, que sí, que sí. Pero nos encanta! ;)

Este vídeo me lo recuerda. La canción y la voz de Daniela Andrade son preciosas, pero no os perdáis por favor la carita del perrillo, como dice una buena amiga es ¡para morirse viva de amor!






17 comentarios:

  1. Que canción más bonita y el perrito es todo amor....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el perrito me tiene enamorada! jaja

      Besitos, Karmen

      Eliminar
  2. También irradio noñez navideña hasta por las orejas y si fuese por mí llevaba una bombilla en la cabeza. Creo que tu casa me gustaría muy mucho.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí te gustaría, Hécuba, y no sólo por las luces sino porque desde las ventanas se pueden ver esos campos verdes que tanto nos gustan. Tú y yo nos parecemos mucho. :)

      + Besitos

      Eliminar
  3. Yo soy incapaz de no ponerlo y llenarlo todo de luces. Lo bueno es que mi costillo es igual que yo... (antes le saco a él de casa que al árbol)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja veo que somos unas cuantas las enamoradas de las luces de Navidad. A mí marido también le gustan, pero dentro de un límite, lo que pasa es que este año a falta de árbol se me ha ido un poco la mano con las luces (pero lo cierto es que nos encanta!) ;))

      Besos, Marta

      Eliminar
  4. Tengo mi casa decorada desde el 8 de diciembre, los villancicos sonando y las panderetas a mano. Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué gustazo! Feliz Navidas, Ester!!

      Besitos a montones

      Eliminar
  5. Te cuento que nosotros estamos en las mismas... Este año estoy mas ansiosa que otros por ponerlo, lamentablemente (y lo digo por la falta de espacio que tenemos en el apartamento) no lo podemos poner. Solo nos toca sacar unos sillones que ya no sirven. Y esa idea de las luces, también lo hice eso me ayudo mucho a sentir el espíritu navideño! :)

    Que estés bien mi querida Irma.
    Te mando un abrazo!
    x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos ha pasado algo similar. El árbol apenas nos cabe en el salón y cuando lo ponemos nos vamos tropezando con él y dándole golpes sin querer, tirando por el suelo bolas, luces y demás. Así que este año hemos optado por las luces, muuuuchas luces. Por la noche es una gozada, crea una atmósfera que a mí en particular me retorna a la niñez más dulce.

      Besitos, Marisa, preciosa!

      Eliminar
  6. Has hecho bien en no poner el arbol al tener 2 peluditos, se de alguno que no ha dejado bola con cabeza, jaja,
    DULCE TU ESCRITO, Y DULCE LA VOZ DE DANIELA, pero hoy el premio se lo lleva el PERRILLO porque no hay mejor oyente que el ¿no te parece?
    Aprovecho para desearte junto a los tuyos unos días llenos de SENTIMIENTO (en el que tu eres experta) y de SALUD...
    Un abrazo Navideño lleno de lucecitas de colores :))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja sí, los gatos han sido el condicionante definitivo, además uno de ellos tiene 6 meses y es súper revoltoso.

      ¿Verdad que el perrito del vídeo es un amor? es que parece sentir la canción hasta el tuétano y la mira con una mezcla de amor y sueño a la vez que me enamora! jaja

      Felices fiestas para ti también, mi querida Conxita, que pases unos días cálidos y llenos de esa ternura tuya tan maravillosa.

      Besitos a montones!

      Eliminar
  7. Ló, que no, que no...que tú no puedes dejar de poner el árbol, que significa el arraigo a la tierra...la naturaleza que tanto amamos...aunque sea pequeñito...o unas ramas naturales en un jarrón ponlo que da mucha suerte y yo creo mucho en esto...así chiquitín no os tropezareis con él jjjjjjj.
    Mi abrazotedecisivo preciosa,y yo en estas fechas también me lleno de ñoñería navideña...¡no lo puedo evitar!

    ResponderEliminar
  8. Imagino esas luces encendidas y la calidez del hogar, !que gozada!. Una entrada dulce Lo, muy dulce.
    Mis mejores deseos para ti y los tuyos en estos días. Feliz Navidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. A mí me pasa lo mismo con mi gato, poner un árbol sería desafiarlo demasiado :)
    Me encantó el vídeo, ¡el perrito es un encanto!
    Feliz Navidad y abrazos para ti, Ló.

    ResponderEliminar
  10. Feliz navidad! Este año tampoco coloqué mi árbol de navidad, pues mi gato también es muy revoltoso y le encantan las cintas, las bolas,etc... Eso sí, mi portal de Belén, sí.. feliz navidad y sobre todo feliz 2016.
    Abrazos navideños

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el video. Feliz año 2016. Te espero en elracodeldetall.blogspot.com con dos rituales del Feng Shui que podrán ayudarnos a despejar las energías negativas y estancadas en nuestro hogar y nuestra vida, invitando a que la salud, el amor y la prosperidad estén presentes en este año 2016 que esta por comenzar.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***