viernes, 18 de septiembre de 2015

❥ Aunque sólo uno fuera...

18 en el calendario, tarde azul, nítida, calma ambiental y Jarabe de Palo sonando por toda la habitación. Desde que le escuché decir (o escribir, no me acuerdo) a Pau Dones que ya va a hacer 20 años desde que presentaran a "La Flaca" en sociedad, me ha entrado un hambre terrible por escucharla. Y es que La Flaca es mucha Flaca, además de que la doña debe estar traspasando la cuarentena por goleada, claro. Como Pau. Como yo misma. Y eso está bien, más que bien. Escuchar una canción que ha superado la mayoría de edad y que forma parte de la banda sonora de la mitad de tu vida, es una sensación increíble. Es como volver al pasado desde el presente, un viaje acojonante en el que transitas a pelo porque se te olvidan las alas y el arnés en el fondo del armario. Suena La Flaca y a mí se me remueven océanos de memoria en las venas y no puedo evitar levantarme de la silla y dar tres giros contoneándome. Es imposible resistirse, me apasiona el oleaje de ésta canción. Os la dejo aquí debajo junto a unas ventanitas de mi instagram.

Septiembre está (re)enamorándome...






¡Feliz fin de semana!






2 comentarios:

  1. Feliz semana, cada uno la empieza cuando quiere. Yo ya he terminado la trilogía del valle del Baztan. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffffff a mí me tiene enganchadísima! y eso que llevo unos días en el dique seco de la lectura (por falta de tiempo basicamente). Feliz semana, Ester ;)

      Besitos!!

      Eliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***