martes, 4 de agosto de 2015

❥ Mercromina de sol

Antes no lo hacía. Para ser sincera...ni siquiera se me pasaba por la cabeza. Pero de un tiempo a esta parte me doy cuenta de que continuamente me contengo. En lo que pienso, en lo que hablo, incluso en lo que escribo. Me autocorrijo de mil maneras, conscientes e inconscientes. Cuando hablo mi cerebro va tres calles por delante de mis palabras con el corrector de impertinencias puesto en modo On. He llegado, incluso, a generar un malhumorismo conmigo misma en este sentido. Y creo que debo aflojar. Es bueno ser perfeccionista. Es aún mejor ser respetuosa. Lo malo es cruzar esa línea fosforito en la que el perfeccionismo o la prudencia se come a bocados la naturalidad. O peor aún, la sinceridad. Y francamente he llegado a un punto en el que me apetece locamente volver a tropezarme con todas mis piedras, perderme en mis laberintos y despeñarme por mis precipicios. Por eso mismo, porque son míos. Nunca es triste la verdad... cantaba Serrat. Y al fin y al cabo siempre llevo mercromina de sol en el bolsillo interno del corazón.






9 comentarios:

  1. Nunca olvides esa mercromina, entonces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre a mano! ;)

      Feliz tarde, Rafael, besos

      Eliminar
  2. El sol, el mar, la brisa y una sonrisa son curativas
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Tal vez no sea tan malo contenerse un poco, quizás sea un destello de madurez espiritual en pos de considerar mucho más a quien nos rodea, siendo que una palabra propia puede generar mucho en la otra persona, tanto bueno como malo.
    No creo que pierdas la naturalidad, sino que rasgo nuevo está aflorando en ti.
    Un beso grande, suerte.

    ResponderEliminar
  4. Pues si cariño, bajo ningún concepto te comas tu naturalidad; hay otros bocados más exquisitos en la cocina.
    UN BESO DE CORAZÓN :)))
    Conxita

    ResponderEliminar
  5. Soy de la opinión que mas vale ponerse una vez "colorá" que cien amarilla y eso no tiene nada de que ver ni con la buena educación ni con faltarle al respeto a nadie... No puedo dejar las cosas dentro pues se pudren y me caeré y me despeñaré,pero me volveré a levantar y aseguir camino,eso si,con una experiencia mas... Un besazo :)

    ResponderEliminar
  6. No pierdas la naturalidad, es muy importante tenerla en esta vida!!! besos

    ResponderEliminar
  7. Pues me has hecho pensar que yo llevo un tiempo con la misma sensación. Y no sé si me gusta...

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***