martes, 25 de agosto de 2015

❥ At home

Es martes, pero parece un lunes del revés. Mientras preparo la comida el sol ilumina cada rincón del jardín y yo siento paz. Una paz desordenada, pequeña y con forma de erizo, pero paz en definitiva. Ninguna célula de mi cuerpo pone de su parte para aceptar que ya es mediodía y hay que ir pensando en volver. 



(Aunque cueste...)





9 comentarios:

  1. Hola preciosa, yo he vuelto el Domingo a la noche y estoy como tú...intentando que cueste lo menos posible la vuelta jjjjj. Un placer volver a disfrutar tus letras.
    Muacks y mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aissss pues hemos de conseguirlo sí o sí! jajaja. ;)

      Es curioso pero han sido muy poquitos días los que hemos estado fuera y aún así me han cundido un horror, al menos esa es la sensación que tengo, porque no arranco ni a la de tres! jajajaja

      Besitos, preciosa!!!

      Eliminar
  2. esos instantes perezosos tan melancólicos, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he tenido tiempo para la melancolía, Pepa, la pereza se me ha echado antes encima!! jaja

      Besitossssssssss

      Eliminar
  3. Voy volviendo despacio, bajé de las montañas, volví a la playa y hago un alto en el camino de regreso a casa, a la normalidad y al blog. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el ritmo ideal, despacito, sin prisas, como sin querer darse cuenta... :)

      Besitos, Ester, me alegra ver como poquito a poco tod@s vamos volviendo

      Eliminar
  4. Tranqui con el inicio de las actividades, todo tiene su tiempo, besos

    ResponderEliminar
  5. A veces el volver también tiene gratas sorpresas... La foto es una delicia :)

    ResponderEliminar
  6. La vuelta siempre es diferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***