jueves, 16 de julio de 2015

❥ El motor interno

No puedo estar quieta. Es decir, puedo ralentizar mi cuerpo (de hecho es lo que mejor sé hacer), puedo frenar los pies, incluso las manos, pero aún así el motor interno del cerebro pedalea incansable. R dice que soy una creadora nata. No sé de qué, le contesto. Pero sí es cierto que en mi interior siempre voy tejiendo. Tejo pensamientos, ideas, planes, mensajes, plumas, sabores. Oh, sí, los sabores se tejen, y los olores también. El runrun del gran vapor nunca cesa, dormida se me cuela entre sueños. Ayer soñé que me perdía dentro de un gran hotel, un hotel con una característica bastante inquietante: estaba completamente vacío. Me colaba en sus habitaciones (en una de ellas incluso me encontré a mi gata Mussa), recorría la cocina, los trasteros, el inmenso jardín, y al final daba una triple voltereta onírica y me sentaba en las escaleras de la antigua casa de mis padres. Tejer sueños para volver a la casilla de inicio está dentro del menú principal de mi vida. Aún así, sé que cuando lo hago me debo una contorsión interna para poder abrirme de orejas desde el ombligo. ¿Qué querré decirme?






11 comentarios:

  1. Ha momentos en la vida que uno se cuestiona su vida... así que, tu toque onírico y esa contorsión interna a mí me sucede cada tanto, seremos dos desquiciadas ???, jajaja, no, creo que son etapas que una transita en esta vida.... besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues no sé, porque yo lo que se dice "normal" no soy ;).

      Sí, son etapas, y además creo que pueden resultar muy positivas, significa que hay un crecimiento interno, un "ajuste" que hay que tener en cuenta.

      Besitos, Abril!

      Eliminar
  2. Esta bueno tener el motor interno en movimiento, seguir creando e imaginando...
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, si fuera al contrario nos estancaríamos por completo. (¡Qué horror!)

      Besitos!

      Eliminar
  3. Dicen que si sueñas que estás dentro de una casa (hotel, mansión, choza...) en verdad estás dentro de tu interior. Si analizas las características de ese espacio, sus habitaciones, el mobiliario, la iluminación, sabrás cómo estás por dentro, tu subconsciente. Yo suelo tener sueños así, y cuando los analizo, sé qué debo trabajar en mí. Me encantan estas cosas :)
    Un beso grande Ló.
    Por cierto, me encantaría conocerte y tomar un cafecillo contigo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también suelo tener sueños así, entro en casas y lugares que se que son mi propio interior y nunca son iguales aunque sí mantienen algo en común: la luz. Quizá sea porque yo necesito luz a raudales siempre, incluso para perseguirme ;)

      No sabes la ilusión que me haría tomarnos un café juntas, Carol, en cuanto sea posible lo hacemos!!!!

      Eliminar
  4. Los hoteles representan tu pensar. Una transición. Estaba vacío, así que quizás sientes que falta algo en tu vida. Puede representar el deseo de escapar tu diario vivir, el cual también se representa al aparecer la gata. Ella representa tu espíritu independiente y creador. Para colmo se llama Mussa, lo cual se puede interpretar bien literal en este caso. También lo puedes considerar como un canvas en blanco donde puedes crear lo que desees. Esto a su vez asusta, como suele hacer lo nuevo y desconocido, así que decides llegar a un lugar que conoces bien e incluso puede que consideres seguro. La casa de tus padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sumamente bien lo has analizado!!!, creo que yo no podría haberlo hecho mejor, a veces necesitamos de los "ojos" de otras personas para recorrernos el pensamiento interno. Tu descripción es como un foco, incluso en lo de la gata has acertado. Hace ya tiempo que necesito un cambio, no de entorno, sino de inercia. Aunque como bien sabes, estas situaciones en las que la mente te pide actividad a veces chocan frontalmente con el freno de mano que impone el cuerpo (aunque la verdad es que nunca he dejado que me sirva de excusa). Hay que romper límites milímetro a milímetro y todo a su tiempo. Las escaleras de la casa de mis padres me llevan al inicio el tetris, debo encajar piezas de nuevo.

      Gracias Jessy por tu estupenda reflexión, no sabes cuánto me ha gustado!!

      Besitos!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Ya lo creo, y que nunca cese! ;)

      Besitos

      Eliminar
  6. Saberse escuchar es muy importante, y tejer palabras e ideas también...y lo haces muy bien.


    Bss

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***