jueves, 25 de junio de 2015

❥ De esa (maravillosa) cotidianidad de bolsillo

No sé qué he hecho con facebook del blog. Intenté fusionar el perfil con la página y lo uno me ha desaparecido y la otra ha quedado limitada, es decir, no puedo comentar en otras páginas, ni poner que me gusta una publicación ni nada. No sé qué haré porque en realidad no tengo ni idea de como funciona (¿alguien sabe como desunirlas?, ¡madre!, qué drama jajaja), me pasa por experimentar sin consultar. Por contra, hoy estreno en el blog ese botoncillo de "Leer más" (pulsarlo) que veréis más abajo y que yo misma he diseñado (aquí tenéis un tutorial magnífico por si queréis ponerlo también). Va de fábula, sobre todo cuando escribes posts larguísimos como este. Porque de pronto...no sé, siento que se me acumulan las cosas que contar y compartir, retales de esa cotidianidad "de bolsillo" (tan sencilla como vital) que tanto adoro y que está repleta de imágenes, momentos, aprendizajes, luz... Y es que Junio va marchándose poco a poco, dejando granitos de azúcar tras las puertas y tan silencioso como entró.

Últimamente tengo la sensación de que los meses pasan demasiado deprisa, demasiado veloces. Y yo, que poseo otro ritmo de serie, no tengo más remedio que recogerme el alma en cola alta para lanzarme al vacío y poder volar. Aún así me voy dando de bruces con el calendario. "Clooonc" hacía ésta madrugada la hoja número 24 al caer.


Junio ha sido y es un mes dulce. A pesar del velocirrapteo de sus horas nos ha regalado momentos mágicos, como 1. ese campo de oro que contemplo cada día de camino a casa y que me hechiza, 2. ver como el pequeño "Mel" va cogiendo peso y haciéndose cada día más activo, 3-4 las ganas de cocinar que me da siempre el buen tiempo, ésta vez experimenté con "bulgur" y fue un acierto (subiré la receta)...



5. la ilusión que me hizo ver como los esquejes de geranio que planté el año pasado han florecido al primer lametazo de calor, 6. preparar coca de manzana y verla desaparecer a las pocas horas (por suerte me dio tiempo a inmortalizarla para el libro de recetillas que estoy preparando), 7. prepararles el desayuno a mis hijos y, de pronto, prendarme de esa luz... 8. recoger las primeras cerezas de nuestro diminuto cerezo, llamadme boba, pero no sabéis la ilusión que me hizo poder recogerlas y comerlas a pie de árbol..

(Ocho ventanitas de cotidianidad compartida, y voy a seguir haciéndolo...)









12 comentarios:

  1. Hola. lo de Facebook también me pasó pero peor porque se me borró toda la página y tuve que empezar de cero... no puedo ayudarte. Estas ventanitas de cotidianidad son muy inspiradoras. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me temo que si no tengo otra solución acabaré creándola de nuevo, aisss, pero me da una pereza...en fin, de momento no tocaré nada no vaya a empeorarla aún más.

      Besitos

      Eliminar
  2. No eres la unica que le vuela el tiempo, a mi se me pasa muy rápido tambien. No te puedo ayudar ya que de estas nuevas tecnologias entiendo lo justo. Las fotos magnificas como siempre . Se la sensación tan gratificante que es comer los frutos del árbol que cuidas. ... que cerezas!!! Bsss y feliz verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una sensación increíble lo de la fruta, además que es un cerezo muy pequeño y ya ves las cerezas tan grandotas que nos ha dado, una pasada!

      Besitos, Karmen, feliz verano también para ti!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. De tu parte, Conxita!!

      Besitos a montones

      Eliminar
  4. No se como funciona Facebook, hace mucho tiempo que me borré. Del tiempo y sus prisas creo que es culpa nuestra, siempre andamos empujándolo. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me hago un lío infinito con facebook y twitter, pero como soy así de curiosa...pues...

      Besitos, Ester, feliz fin de semana!

      Eliminar
  5. Las cerezas son muy ricas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. De verás que tu blog es un soplo de aire fresco... leerte siempre, y digo siempre reconforta... lo bonito que escribes!
    Abrazos desde mi lugar de letras.
    Gracias por compartir este retazo de cotidianidad...

    ResponderEliminar
  7. El tiempo pasa rapido..
    Lindo tu gatito.. me hace acordar al mio cuando era pequeñin.. ya tiene dos años y medio. Es así clarito como el tuyo. son una lindura los gatos.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***