jueves, 7 de mayo de 2015

❥ Galletas de sésamo y miel (hoy va de recetas)

Admito que yo soy de las que pillo una receta y la pongo patas p'arriba, es decir, que no me quedo con la original sino que improviso, hago inventos, le doy mil vueltas. Pero cuando encuentro una receta de esas que yo denomino "redondas", como ésta (nunca mejor dicho), entonces no le cambio ni un gramo ni una coma. Esta receta está recogida literalmente del blog de "Lolita la pastelera" (recomiendo visitarlo, es genial), lo único mío son las fotos. Os invito a hacerlas porque de verdad que son fáciles, nutritivas y muy, pero que muy ricas.


Ingredientes: 

350 gr. de harina normal. 
225 gr. de mantequilla sin sal. 
110 gr. de miel. 
75 gr. de azúcar normal. 
65 gr. de azúcar moreno. 
1 huevo 
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1/2 cucharadita de polvos para hornear.
1/2 cucharadita de sal.
Semillas de Sésamo. 

1.- Vamos a empezar batiendo la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar normal y el azúcar morena hasta conseguir una crema. 
2.- A continuación, sin dejar de batir añadimos la miel. 
3.- Una vez integrada, incorporamos el huevo sin dejar de batir. 
4.- Mientras se bate, vamos a mezclar en un bol vacío lo ingredientes secos, es decir, la harina, la sal, el bicarbonato y los polvos de hornear.
5.- Una vez mezclados los incorporamos a la mezcla húmeda poco a poco dando tiempo a que se integre y amasamos hasta conseguir una mezcla totalmente homogénea. 
6.- A continuación, ponemos nuestra masa de galletas en papel film y lo tapamos con este. 
7.- Lo introducimos en el frigorífico para que enfríe y lo dejaremos aproximadamente 1h o hasta que haya endurecido nuestra masa. 
8.- A continuación haremos bolas de 45 gr. aproximadamente y las reservamos. 
9.- Seguidamente cogemos nuestra bolas de masa, ponemos en un plato vacío las semillas de sésamo y rebozamos nuestras bolas de masa con estas. 
10.- Una vez rebozadas, las ponemos en un tapete de cocción o papel sulfurizado y las aplastamos hasta conseguir una forma circular de un dedo de grosor. Recuerda dejar suficiente espacio entre galleta y galleta, yo por horneada hago 6 unidades. 
11.- Las horneamos durante 10-11 minutos o hasta que los bordes estén dorados a 175ºC con la resistencia arriba y abajo. 
12.- Las sacamos del horno, las dejamos enfriar en una rejilla...y a comer!


12 comentarios:

  1. A ver si consigo publicar cada mes una recetilla ;)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, por la pinta que tienen en la imagen, seguro que están deliciosas.
    Un abrazo y gracias por esta receta.

    ResponderEliminar
  3. Tienen una ointa estupenda!! Me la apunto!!

    ResponderEliminar
  4. Pero que pinta, Irma, yo tb me la apunto¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ anímate a subir más, anda¡¡

    molts petonets

    ResponderEliminar
  5. Uuummm...que buena pinta!
    Yo también me la apunto para a ver si me quedan así :-)

    Muaaks!

    ResponderEliminar
  6. Con las fotos que haces cualquier galleta se vería apetitosa , leyendo los ingredientes estas galletas verdaderamente han de ser riquisimas... ;D gracias por la receta!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa ... Unas galletas muy apetitosas me apuntó la receta besos de flor .

    ResponderEliminar
  8. MM a esta altura de la noche!!! se ven deliciosas, besote

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias por poner mi blog en tu listado, he llegado aquí de rebote a raíz de tu canal de Youtube y me quedo, sin duda. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Soy adicta al sésamo, me lo comería a puñados, y la miel es mi complemento favorito, lo meto en el café, cuando cocino... así que la combinación sésamo y miel en una galleta me ha robado el corazón.

    ResponderEliminar
  11. Tienen muy buena pinta, gracias por compartir! Feliz súper día :)))

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el sésamo, así que copio y pego tu receta, y a pelearme con mi horno, bueno las galletas si quedan bien, son los bizcochos los que no me quedan como antes. Te contaré el resultado.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***