jueves, 31 de diciembre de 2015

❥ De bosques y ternura

A veces me miro, muy adentro, hacia ese bosque que habita en los ojos, y con la boca grande me digo aquello de "jó, con tanto como tienes y cuanto te quitas". Y entonces se me instala una pequeña sonrisa en la comisura derecha de la boca. Cuanto de mí misma soy capaz de olvidar a lo largo del año, es verdad. Cuantas escamas de alma se me caen sin saber, o sabiendo, porque las piso como si fueran hojas secas y ni me inmuto. Debo llevar buena parte de mí pegada en las suelas de mis zapatos, ya lo creo. Partes inútiles que hacen "creck" al caminar, pero también pequeños retales que necesito porque me hacen hueco entre las ramas. Y su ausencia me pica, y me duelo a porciones. Pero sólo lo descubro cuando vuelvo a mirarme en ese bosque de los ojos, un bosque interno que no debería perder de vista jamás. Este año sólo voy a hacerme un propósito: habitarme más y olvidarme menos. Me haré un favor a mí misma y también a los demás. Si tu bosque está en calma la oleada que generas afecta a tu entorno, y yo quiero ver crecer a mi gente segura de sí misma, plena y con muchísima fuerza. Ni objetivos, ni dietas, ni cosas materiales, ni leches en vinagre. Pido habitarme, viajarme, serme, ganarme. Y desde esa matriz desear que la ternura me acompañe siempre.

Y eso os deseo a todos, ternura, ternura, ternura a raudales.

¡FELIZ 2016!





miércoles, 16 de diciembre de 2015

❥ Todos los miércoles merecen un...¿villancico?


"Parece un circo" me decía el otro día R, y es verdad. Resulta que este año no hemos puesto árbol de Navidad en casa y, si mal no recuerdo, es la segunda vez en tooooooooooooooda mi vida (con muchas "o" sí, que ya empiezo a sumar lo mío) que no lo pongo. La primera vez fue hace cinco años, cuando éstas fechas nos pillaron en plena mudanza (no quiero ni recordarlo). La otra ha sido este año y por decisión familiar unánime. No sé qué pasa, es un misterio, pero cada vez que lo ponemos la casa encoge unos metros y nos vamos tropezando con él continuamente (sin contar, claro, que este año hay dos gatos revoltosos sumándose al núcleo familiar). 

Nos ha dado pena, la verdad, sobretodo a mí, que soy capaz de irradiar ñoñez navideña hasta por las orejas. Así que para compensar el trauma lo que he hemos hecho es colocar un montón (más) de lucecillas navideñas por el interior de casa. Salón, cocina, escaleras, pasillo...en fin, una locura (eso sí, el wifi nos funciona igual de mal que siempre). Y que parece un circo, es verdad, un tiovivo, una feria, un burdel, una paranoia alucinógena, que sí, que sí. Pero nos encanta! ;)

Este vídeo me lo recuerda. La canción y la voz de Daniela Andrade son preciosas, pero no os perdáis por favor la carita del perrillo, como dice una buena amiga es ¡para morirse viva de amor!






lunes, 14 de diciembre de 2015

❥ Breverías de Diciembre

Recorrer los lugares que te hacen sentir bien con la persona que te hace sentir aún mejor, recoger ramilletes de natura y un "sujétame el otoño, porfa", contemplar como el bosque no entiende de calendarios y no se acuerda -como yo- de cuando acaba el otoño y empieza el invierno. Atrapar la luz en un amanecer, un postre preferido, 15 segundos y tú. Así va transcurriendo mi Diciembre, apacible, con promesas de ternura y muy, muy dulce.
















viernes, 27 de noviembre de 2015

❥ Es en la sencillez donde soy


Podría haber sido cualquier otra, pero ha sido ésta. Quizá porque en su visible sencillez he percibido, por primera vez, parte de mí misma. Hoy, al mirar ésta imagen me he dado cuenta de como la fotografía ha invadido mi vida hasta afianzarse completamente en ella. Un afianzamiento lento, suave, forjado en años. Sin darme cuenta se ha convertido en mi refugio, mi pequeño vals, mi alfombra voladora, aquella que me evade y me aparta del dolor físico permitiéndome descubrir un mundo que antes se mostraba distorsionado ante mis ojos. Estaba ahí, pero no lo veía. Estaba ahí, y se me mostraba, pero necesitaba el objetivo de una cámara para frenar, confirmar su naturaleza y captarlo. Qué extraña magia, qué extraños duendes se apoderan de una lente para "obligarte" a detener el tiempo y jugar, experimentar, fluir sobre y dentro de la luz. También bajo ella. La luz, las sombras, los colores, su ausencia... Qué mundo la fotografía, qué pasión, qué lenguaje. Me crea una deuda vital que nunca, afortunadamente, podré zanjar ni agradecer lo suficiente.




viernes, 13 de noviembre de 2015

❥ 5 años entre margaritas...❀❀❀❀❀

Noviembre sigue volándome entre las manos. Se me escurre. Y me digo a mí misma que tampoco es tan malo, significa que también yo vuelo a su ritmo y me dejo mecer por ese vaivén de horas que tienen la piel muy, muy fina. Me gustaría escribir más en el blog, recogerme en la esquina de ésta mesa y teclear de nuevo sin más horizonte que el de compartir lo cotidiano. Pero Noviembre se me escurre y sus días caen de mi calendario como las hojas de ese platanero de enfrente. De pronto se me encienden las lucecitas (y no precisamente las de Navidad) y me doy cuenta de que estamos a 13 y que son ya cinco los años que han pasado desde que estrené la primera página de este blog. 

Gracias, infinitas gracias a todos por hacer que cada pétalo de este rinconcito tenga sentido.





sábado, 7 de noviembre de 2015

❥ Hoy invito yo :)


Hoy la casa aguarda, en breve se llenará del calor de la gente que más quiero. También de esas ausencias calladas que llegan, cada 7 de Noviembre, para besarme en sueños. Hoy será un día precioso, lo sé, aunque apenas haya amanecido y ésta entrada esté programada. Pero es que no podía faltar a la cita en mi rinconcito, porque también vosotros sois importantes para mí.

Hoy, de nuevo, invito a un deseo. :)





jueves, 5 de noviembre de 2015

❥ Amanacer

Noviembre ha llegado ronroneándome desde la dorsal, haciéndome cosquillas en la nuca, acariciándome la sonrisa y la calma desde el primer segundo. Pero ésta vez me ha pillado más dolorida de lo normal, con las defensas bajas y un cansancio infinito instalado en el cuerpo. Aún así es tan dulce dejarse mecer por el mes de mi vida, por cada "amanAcer" que nos regala y que se me abre de par en par como un soplo de aire fresco que me recuerda, un Noviembre más, lo maravillosa que es la vida.






martes, 27 de octubre de 2015

❥ Días serenos


Pasear por el bosque para respirar la tierra, para abrazar árboles, para descubrir. Comprar una plantita sólo porque es naranja y ese color te anida últimamente en el pensamiento. Cocinar por verte disfrutar de un plato sencillo…(mirar tus pies abrigados y sonreír). Octubre va cerrando lentamente sus páginas, dejándome sobre las manos un ramillete de días serenos por los que caminar despacio. 












lunes, 26 de octubre de 2015

❥ En mi salsa

El otro día recibí un correo (¡cuanto me gusta recibir cartas!) en el qué, entre otras muchas cosas, me advertían que el blog no se carga demasiado bien, incluso que en según qué momentos la barra del lateral se desmonta. Bufff, es la segunda vez que me lo dicen y la verdad es que no sé qué hacer porque yo lo veo bien, tanto en el ordenador como en el móvil. ¡Misterios! Lo que sí es cierto -y esto me pasa desde siempre en Blogger- es que me puedo estar un rato largo para subir cualquier imagen por más que la reduzca, y eso, para alguien que adora la fotografía y que quiere convertir el blog en algo así como un álbum de fotos, es desesperante. No sé. A veces pienso que sería buena opción migrar a Wordpress, pero me da taaaanta pereza... ¿Alguien lo utiliza? ¿os funciona bien?, y lo más importante ¿es fácil de utilizar??? 

Para mí es un mundo nuevo, y claro, como todo lo nuevo me da pereza sí, pero también me tienta... ;) En fin, ya veremos. De momento a lo que sí sucumbo es a paladear los días con el regocijo (y regodeo también ;) de quien se siente instalada en el Otoño, su estación, su entorno y su salsa.





viernes, 16 de octubre de 2015

❥ a mordiscos de azúcar

Hoy tengo el día movido, espero soportar el ritmo. Entrevista con el tutor del mayor a primera hora, trabajo, compra, comidas, deberes de viernes con el pequeño (¿soy la única que no comprende las matemáticas de 5º de primaria? en mi época se calculaba de otra manera, no sé, debe ser que ya no me acuerdo de la mitad) más compras, llevar al pequeño a casa de mi hermano y al final, al fin, al fin, concierto en la ciudad. El día promete ser rítmico e incesante, la noche también y eso me gusta aún más. Sólo espero que este cuerpo mío no se niegue al baile de horas y me permita llegar a todo. La rodilla izquierda silva disimulando cada vez que le digo que haga el favor de dejarme en paz, que hoy se trague ella solita el dolor, el orgullo y la inflamación, que yo quiero irme de concierto con R y girar y girar, y zamparme a mordiscos de azúcar todas toditas las estrellas de mi ciudad.







miércoles, 14 de octubre de 2015

❥ De paseo por el antiguo Egipto


Siempre que voy a un museo o visito una exposición antigua tengo la sensación de que la observación no es sólo de vitrinas hacia adentro sino también de vitrinas hacia afuera. 

Eso me pasó el pasado domingo en el CaixaForum de Barcelona visitando la exposición de "Faraones y Animales". Pegada a aquellas vitrinas tuve la sensación de estar siendo observada desde dentro. Mi imaginación, que fluye a velocidad atemporal, se perdía de la mano de aquellas estatuas de animales, aquellos grabados, aquellos papiros (¡que me moría por palpar!) y, sobre todo, aquellas pequeñas momias. Ah, ¡las momias!. La exposición trataba sobre la importancia de la figura animal en la civilización faraónica (la mayor parte de las piezas provenían del museo del Louvre) y me apasionó. Contemplé cada pieza maravillada, totalmente absorta, pero admito que muy dentro de mí una vocecilla tenía prisa. Yo quería llegar a la zona de momias, quería tenerlas "frente a frente", imaginar aquellos gatos, perros, cocodrilos, corderos (y demás animales) vivos en un tiempo que se escapa a mi imaginación. Quería que la mente se me aturullara y la niña que me habita se reflejara en el cristal de la vitrina. Y lo hizo, vaya si lo hizo, sobretodo de la mano de mis hijos que disfrutaron aún más que yo de aquel paseo por el antiguo Egipto.


Y no sólo con las momias, no, mi imaginación se quedó atascada en una sandalia, concretamente la de aquí abajo. Hubiera dado tres dedos de la mano por tocarla! aisss y es que yo necesito siempre tocar aquello que me hechiza.... ;)



viernes, 9 de octubre de 2015

❥ Ahora que la luz invita

Me dicen que Bob, nuestro diminuto almendro, va retrasado. Aún así este año nos ha regalado una producción de escándalo. Mientras coloco las almendras pienso en hacer galletas, o quizá un pastel,  y me sorprendo porque de un tiempo a esta parte toda yo he cambiado. Antes no me gustaba cocinar, y ahora... Antes me encantaban el bullicio, las voces, los debates y ahora... Bueno, quizá esos adverbios no sean más que saturación, ciclos, situaciones, nudos espaciados del cordón vital. Quizá tengan mucho que ver el cansancio, el otoño, el dolor o las hormonas (a veces creo que las personas no somos más que meros impulsos hormonales) pero estos días tengo los oídos ciegos y son enormes las ganas de recogerme en un pliegue de calma. La luz invita, claro. Tan tenue, tan suave, tan de caricias y arrímate


La manga corta sale del armario gradualmente y a velocidad de crucero. No hay prisa, el otoño es amplio. Mientras doblo la ropa de mis hijos me enamoro de la luz que entra por la ventana y que parece querer suspirarlo todo. Voy a por mi cámara para intentar atrapar un soplo de esa penumbra tan maravillosa que no necesita filtros, ni flecos ni edición. Mientras camino la cabeza se me aturulla volando entre diafragmas, isos y velocidades. Mis manos nunca llegan a recoger del todo mis emociones, pero la luz grabada en mi memoria sí. La luz las convierte en luciérnagas de un tiempo azul, dulce y sencillo qué, afortunadamente, siempre se queda a vivir conmigo.






jueves, 1 de octubre de 2015

❥ Octubre en el paladar

Octubre siempre comienza recordándome a mi abuela Pilar. Si aún viviera tal día como hoy cumpliría 101 años. "Como los dálmatas" diría, soltando una de esas risillas suyas tan contagiosas. Hace 10 años que mi abuela ya no cumple años de forma física pero cada primero de octubre le enciendo una vela y le envío un beso  (sospecho qué, desde algún lugar, sopla la vela y descuenta recuerdos)

En otro orden de cosillas me gustaría, cada primeros de mes también, subir una receta al blog. Sí, sí, lo sé! de lo que me propongo a lo que finalmente hago va un mundo en el que caben un montón de olvidos. Pero de momento en Octubre cumplo el empeño y además se lo dedico a ella, a mi abuela, que era una cocinera increíble a la que le encantaba escribirte las recetas a mano y dejártelas pegadas con un imán en la nevera. Otra cosa era luego descifrar la letra, claro, "esto son jeroglíficos egipcios, yaya" le decía yo, y las risas siempre volvían, siempre. De entre las muchas cosas que me enseñó el aferrarme al humor fue la que más me caló. No dejar de reír nunca, pase lo que pase. La risa es el desengrasante de la vida, la mercromina del corazón. Hoy Octubre empieza con fresco, lluvia, tallarines y sonrisas. 

¡Bienvenido sea!


"TALLARINES DE ARROZ CON NUECES"
(rico-rico, fácil-fácil)

* Ingredientes
- Tallarines (350-400gr)
- Media col cortada en juliana
- 1 taza de zanahoria rallada
-1/4 taza de cilantro picado
-1/2 taza de cebolla en rodajas 
-1/2 taza de nueces tostadas

* Vinagreta
- 1/4 taza de aceite de oliva
- 1/4 taza de aceite de nuez tostada
-1/4 taza de zumo de limón
_1/4 taza de salsa soja
- 1/8 taza de salsa Thai picante
- Sal en escamas

1- Batir todos los ingredientes de la vinagreta y dejar reposar durante 30 minutos.
2- Cocer los tallarines siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrir y reservar.
3- Mezclar las nueces tostadas, los tallarines y las verduras con la vinagreta. Agregar las nueves picadas por encima y servir.

¡Está riquísimo!






miércoles, 23 de septiembre de 2015

❥ 10:21am

Hoy, a las 10:21am hemos estrenado estación. Sé la hora exacta porque la han repetido machaconamente en la radio. A las 10:21h ni un minuto antes, zassssss!!! ya era otoño. No he podido asomarme al blog a esa hora pero la he visto pasearse orgullosa tras la ventana portando sobre sus brazos una estación nueva, recién nacida. Y en realidad nada cambia a simple vista, pero lo cambia todo... Desde hace un par de años, cuando llega noviembre y el otoño ya tiene bigote y patas de gallo, mi familia y yo nos vamos a nuestro rincón secreto y nos lo lanzamos sobre la cabeza. ¿Nunca lo habéis probado?, lanzaros el otoño por encima, como un baño de ocres crujientes que tienen el poder innato de hacerte reír. ¡En serio! además con efecto de larga duración, es decir, te cubre de otoño a otoño. Y para muestra ésta foto del año pasado, es ver la sonrisa de mi niño y volver a llenárseme el alma de luz!

¡Bienvenido, otoño!




Bear McCreary - Dance of Druids






viernes, 18 de septiembre de 2015

❥ Aunque sólo uno fuera...

18 en el calendario, tarde azul, nítida, calma ambiental y Jarabe de Palo sonando por toda la habitación. Desde que le escuché decir (o escribir, no me acuerdo) a Pau Dones que ya va a hacer 20 años desde que presentaran a "La Flaca" en sociedad, me ha entrado un hambre terrible por escucharla. Y es que La Flaca es mucha Flaca, además de que la doña debe estar traspasando la cuarentena por goleada, claro. Como Pau. Como yo misma. Y eso está bien, más que bien. Escuchar una canción que ha superado la mayoría de edad y que forma parte de la banda sonora de la mitad de tu vida, es una sensación increíble. Es como volver al pasado desde el presente, un viaje acojonante en el que transitas a pelo porque se te olvidan las alas y el arnés en el fondo del armario. Suena La Flaca y a mí se me remueven océanos de memoria en las venas y no puedo evitar levantarme de la silla y dar tres giros contoneándome. Es imposible resistirse, me apasiona el oleaje de ésta canción. Os la dejo aquí debajo junto a unas ventanitas de mi instagram.

Septiembre está (re)enamorándome...






¡Feliz fin de semana!






miércoles, 16 de septiembre de 2015

❥ A cada paso de tiempo

Ayer me fijé en ellas. No llevaba la cámara para hacerles un robado, ni siquiera la del móvil, pero les hice un escaneo de 100000 fotos por segundo con los ojos. Eran tres mujeres de avanzada edad (bastante avanzada) pero que aún conservaban el reflejo de una belleza que debió ser esplendida en su juventud. Iban peinadas, maquilladas, conjuntadas y complementadas. Eso no se aprende, eso se lleva de serie, me dije a mí misma contemplando aquel cabello tan bien cuidado. Y ahí me quedé, con los ojos pegados en la laca de su pelo, escuchando su lenguaje no verbal, admirándolas en secreto e imaginando como seré yo a su edad (si llego, claro). Todo lo contrario a ellas, me susurró una voz interior, impertinente pero tan certera que me pareció llenita de brisa. Y es que, lo confieso, cuanto mayor me hago menos ganas tengo de peinarme y menos me gusta perder el tiempo en trapitos, zapatos y complementos (¿es que alguna vez me ha gustado?) o en disimular las ojeras, las arrugas o las cicatrices.

A cada paso de tiempo la piel de la vida se me vuelve más transparente. Tanto, que hasta los polvos de cara me pesan y la incompatibilidad con las apariencias me hace surco. ¿Cómo seré yo a esa edad?, como llegarán éstas pobres manos, mis piernas, la esquina de los hombros o el ombligo dónde ramifica la esencia umbilical del corazón. ¿Cómo seré?


¿Dónde?


jueves, 10 de septiembre de 2015

❥ luciérnagas, grillos, constelaciones...


Se acerca el otoño. Siento todas las luciérnagas de mi cuerpo en danza. Los grillos, las constelaciones (tan bien anidadas sobre mi piel), todo parece clamar la llegada de mi estación central. Nunca he sabido ni sabré explicar mi pasión por el otoño, quizá sea porque nací en su núcleo, no lo sé, no me importa. Llega el otoño, lo percibo, lo espero, lo anhelo, lo sueño y sonrío.

Sueñrío, sí

Como el pequeño Mel.

Las sueñrisas de Mel me encantan...♡





miércoles, 9 de septiembre de 2015

❥ Todos los miércoles merecen una canción...(y un agradecimiento)

Creo que ya comenté anteriormente los problemas que tuve en su día con con Facebook. Afortunadamente mi página sigue funcionando y allí voy publicando las entradas y alguna que otra cosilla. Lo hago de forma automática y sinceramente poco miro el número de suscripciones, hasta que hoy he descubierto que, ¡oh la lá! tengo 335 "Me gusta" ¡y me parece mágico!, es más, me motiva a seguir manteniendo la página. Así que desde aquí os doy un millón de gracias a todos quienes os habéis hecho seguidores, y para quienes queráis echar un ojo o suscribiros os dejo el enlace, basta con pulsar la imagen de abajo ;)



Ah, y por supuesto, la canción. Hoy una de esas suavecitas que parecen querer mecerte de arriba abajo las emociones...









jueves, 3 de septiembre de 2015

❤ Pequeño collage


Durante estos días de vacaciones y desconexión he pensado en el blog. Sí, sí, he pensado y he llegado a la conclusión de que este rinconcito en el que equilibro polos emocionales y plasmo palabras sin arnés (por necesidad y por puro egoísmo también) me da mucho más de lo que le recibe y merece pertenecerle también a quienes más quiero, que son mi familia y amigos. No os miento si os digo que pensaba en ello mientras en aire fresco de la Vall Fosca penetraba por la ventanilla del coche y me despeinaba los pensamientos. No pretendo llenar el blog de cien mil fotos familiares ni muchísimo menos, pero sí derivarlo hacia un pequeño diario de cotidianidad. Un álbum al que volver cuando tenga ganas de, por ejemplo, recordar dónde andábamos aquel verano del 2015, que sucedía en mi día a día o que chorradas me pasaban por la cabeza. Mi intención es, más adelante, imprimir alguna de éstas páginas de aire y hacerlas palpables. Me apetece también compartir mi afición por la fotografía de forma mucho más activa. No sé, este blog quiere ampliar espacios propios, crecer, compartir, me lo pide y, sinceramente, tengo ganas.

De momento dejo un pequeño collage de Instagram de lo que han sido nuestras dos semanitas (ay que cortas, por favor!) de vacaciones y que, como veis, nos han cundido un montón.