miércoles, 14 de mayo de 2014

El humor está en el aire...

Me considero una persona de risa fácil, en serio, de hecho mi madre sostiene que sonreír fue una de las primeras cosas que hice al nacer. La sonrisa, pienso, es de los mejores regalos que pueden hacerte. La sonrisa es como un buen beso o un abrazo, te abriga, te calma, te colma, te excita, te enamora... La sonrisa es curativa, el mejor de los analgésicos (capaz de arrancarte el dolor de cuajo), es...no sé, algo así como la mercromina del corazón o la primavera de las emociones, y a mi me encanta la gente que sonríe con la boca, con los ojos, con los andares, hasta con las manos he visto pegar alguna que otra carcajada. 

Y yo sonrío, sonrío porque me gusta hacerlo, porque me nace. Salvo cuando me cuentan un chiste. Entonces la sonrisa –dientes y labios incluidos- ¡zaca! se me cae al suelo plana. Lo confieso, no me gustan los chistes. Pero nada, ni un poquito, ni un “así”, nada de nada, es un hecho. Incluso me fastidia bastante que me los cuenten. La razón? la desconozco, pero me pueden contar un chiste buenísimo y quedarme tan fría como una estatua de mármol (lo disimulo, eh?). Supongo que una de las razones es saber de antemano que la persona que lo cuenta espera que te rías (normal), y no hay nada que más me mate la risa que esa expectativa. En fin, soy así de rancia y boba, qué le vamos a hacer. 

Anoche, cuando los críos ya dormían, nos dispusimos a ver “En el aire”, el programa de Andreu Buenafuente (grabado del día anterior, claro, porque lo dan tan de madrugada que soy incapaz de estar despierta). Confieso que el humor de Andreu es terapéutico para mí, en mayor o menor grado siempre consigue sacarme sonrisas. Ayer no fue una excepción, pero lo que de verdad consiguió hacerme reír de lo lindo fue este vídeo justo al final del programa...


(yo tampoco sabía que un hamster tuviera tal capacidad de almacenaje! jaja)

Aisss sí, lo prometo son precisamente éstas, las cosas más sencillas, espontáneas, absurdas e incluso infantiles las que más me enamoran.  Me fui hacia la cama sonriendo como una niña por el pasillo..

:)



❀ ❀ ❀

12 comentarios:

  1. Pues seguro que con esa "terapia" tuviste felices sueños... Un saludo maja :)

    ResponderEliminar
  2. Soy una persona muy cínica, así que sonrío poco, tengo un humor extraño y ácido; tal vez sea porque ante el dolor, físico o psicológico, me descojono, literal. Si alguna vez ves a alguien tirada en el suelo y partiéndose la caja, esa soy yo que me he descalabrado.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía!! el hámster... y no está trucado?? buf jaja
    Yo con Buenafuente me parto... un monólogo sobre dietas-metabolismo-acelgas y pasteles me hizo llorar de risa (y aún cada vez que lo recuerdo me río)
    Besos :D

    ResponderEliminar
  4. Mair Ló me ocurre lo mismo que a ti con los chistes, no los aguanto ni sé ni recuerdo ninguno pero por aquello de la educación en mas de una reunión he tenido que aguantar al pelmazo de turno que es capaz de tirarse una hora contando uno tras otro... me pongo de mala leche por dentro y la sonrisa falsa por fuera.

    Ahora me puedo reir a carcajadas con los golpes de humor de algunas películas o con muchas situaciones cotidianas.

    La risa es salud.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. A ti te dio risa, pero a mí me ha dejado boquiabierta, y eso que yo soy de sonrisa, sí, pero también de carcajada fácil... ¡Menuda capacidad tiene el bicho este!

    ResponderEliminar
  6. A mi me encanta rodearme de personas que irradian esa alegría porque yo soy incapaz de ser así (que envidia!!). A mi me gusta reír como al que más pero reconozco que no soy de risa fácil. Las cosas que les hacen gracia a los demás suelen dejarme bastante fría y debe ser de familia porque a mis hermanos les pasa igual. A veces incluso pregunto, ¿pero eso es gracioso? Le hace gracias so a la gente?? Por qué??

    Yo sonrío ante los chistes y sigo a lo mío sin entender muy bien porque a los demás les hace tanta gracia. En fin, que la risa es algo que el ser humanó a aprendido a hacer hace relativamente poco e imagino que unos la tienen más desarrollada que otros.

    Un besito y una sonrisa para ti

    ResponderEliminar
  7. Evidentemente, cada uno tiene su forma de humor y de reír. Reír es saludable, dicen, acorta la vida (quizá sea una exageración) pero para mí, contador de chistes a demanda (nunca cuento uno si no es que me lo piden, por pudor o miedo al ridículo), reconozco el efecto terapéutico de la risa (la franca, la espontánea, la de verdad). Creo que debemos aprender a reírnos de todo, incluso de nosotros mismos. Me repugna la burla, el escarnio y la gracia gratuita pero me encanta el buen humor, ese que es contagioso y nos hace, por un momento, evadirnos de la cruda realidad. Me encantaría derribar esa muralla anti-risa y hacerte reír con alguno de mis ingeniosos (eso dicen) chistes.
    Un saludo con la más absoluta seriedad (por si acaso).

    ResponderEliminar
  8. No sé como he llegado hasta aquí pero me ha encantado, porque mientras leía tu estupenda entrada me ha entretenido mucho todo lo que en ella dice. Cierto es que la risa es una gran medicina, y yo soy también muy fácil para ella, además no hay cosa que más me gustaría que reírme con muchas ganas todos los días un ratito.
    Me gustó mucho leerte, ojalá nunca te quiten las ganas de reír.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ya de por sí me dan entre risa y ternura los hamsters. Hace varios años, hacíamos jugar al de una amiga con "efecto tobogán" (en la parte del apoyabrazos, claro) en el sofá, cuando lo llevaba a casa y a él le encantaba, era muuuy gracioso y simpático, jeje.
    Comparto con vos lo de la sonrisa, y lo mejor de todo: ES GRATIS =D.
    ¡Saluditos desde Bergen!

    ResponderEliminar
  10. lo importante es no dejar que nada borre la sonrisa de tu rostro,aunque no rias a carcajadas,una sonrisa a veces es hasta mejor en el rostro de una chica que verle hasta las amigdalas,jajaja,oye me gusta tu taza del bob esponja...saludos

    ResponderEliminar
  11. ¡Pues gracias por sacarme una sonrisa con el vídeo! Yo soy seria, seria, pero a pesar de ello, la sonrisa también me sale muy fácilmente...

    + besos y sonrisas! :)

    ResponderEliminar
  12. Andreu Buenafuente me encantaaaa!! Desde siempre, desde pequeña!!!
    Siempre estoy riendo, pero aveces mi sonrisa esconde tristeza. Pero no dejaré de reír!

    Besitos y a reír toda la semana!!!! :-D

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***