viernes, 9 de mayo de 2014

Dancing in the kitchen


Últimamente voy acelerada, ansiosa. Camino por la casa sintiendo el runrún constante, como si me faltara por hacer mil cosas, como si estos brazos pudieran abarcar (que no pueden) mucho más. No estoy en calma. Me despierto por las mañanas con la sensación de no llegar, no sé a qué ni a cuánto, ni siquiera a dónde. Me digo que quizá parte de culpa la tenga la cortisona, pero en realidad hace ya mucho tiempo que siento una ansiedad arremolinada aquí justo, en pleno pecho (más bien tirando al lado izquierdo, donde el hambre vital me muerde las esquinas del corazón)

Cuando me siento así me da por cocinar. Y mira que yo soy poco cocinitas, eh?, pero no sé, cocinar, buscar recetas y experimentar me permite mantener activas las manos y calladita la mente. La casa se llena de olores, la mesa de platos y yo de harina. Pongo música y la cocina se convierte en una diminuta nave espacial en la que incluso me contoneo y canto a mis anchas, “dancing in the raaaaaiiiiiiiinnnn”, por cierto, yo soy cero fan de eurovisiones pero este año confieso que me gusta la canción de Ruth (la he dejado en el reproductor de arriba por si alguien quiere escucharla)

El otro día encontré en una revista del 96 (flipa) una receta de buñuelos. Arranqué la página y la colgué en el corcho de la cocina para que no se me olvidara hacerla, y menos mal, menudo éxito en casa!. Tengo que decir que es de las que a mí me gustan: facilísima-facilísima y riquísima-riquísima.



Aquí os la dejo por si os animáis a hacerla. 

BUÑUELOS DE CALABACÍN
*- Ingredientes (4 personas):
- 2 calabacines
- 2 huevos
- 150gr de harina
- aceite
- 1/4l. de leche
- 1 ajo (opcional)
- sal y pimienta

Se lavan los calabacines, se cortan las puntas y se rallan, se cuelan bien, apretando para suelten el máximo de agua posible. Una vez hecho se introducen en un recipiente junto a los huevos, el ajo (bien picado), la leche y la harina. Hay que mezclar bien hasta lograr una masa suave (como un puré), bien integrada y sin grumos. Salpimentar al gusto.
Calentar el aceite en una sartén y con la ayuda de una cuchara vais echando pequeñas cantidades. Freírlos hasta que queden bien dorados por ambos lados. Yo recomiendo no hacerlos muy “gordotes” porque pueden quedar crudos en el interior. Al menos en casa nos gustan así, más bien planitos. 

Et voilà!, servir y comer :)


¡Buen fin de semana!


❀ ❀ ❀



20 comentarios:

  1. Las que hago yo, tienen el mismo aspecto que estas pero son Tortitas de Camarones.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena receta, gracias¡¡¡

    Un beso, y un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
  3. Quizas esa ansiedad de la que hablas sea que andas "rebolicá".. Es la limpieza de la primavera y la llegada de la nuevas energias ,momentos creativos,nuevas ideas y reinventarse..Por cierto los buñuelos espectaculares.. Un abrazo y siempre es un placer leerte :)

    ResponderEliminar
  4. Yo también me siento así la mayor parte del tiempo, sintiendo siempre que no tengo tiempo, y admiro tu forma de ponerlo en palabras ( Mi mente no se calla nunca). La receta se ve muy apetitosa, voy a probarla!!
    Un gran abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. La cortisona no es muy saludable ¿la tomas durante mucho tiempo? Pero no creo que sea la responsable de tu estado alborotado más bien debe ser culpa de la primavera.
    Yo también las hacía con camarones, pero ya no cocino, le pasaré la receta a mi hija y que cocine ella, los calabacines nos gustan a todos.
    Abrazos saltarines

    ResponderEliminar
  6. Hola Cariño , no sabía que también te gustase la cocina , jajajajaj ya te estoy imaginando cantando y bailando en la cocina mientras preparas esta rica receta , jajajajaja te deseo un feliz finde cariño , ya que yo ingresare este Domingo por 2 vez , en fin cuidate besos de tu hermanamiga que te quiere Flor.

    ResponderEliminar
  7. Eso que explicas me es conocida. Pero a mi no me da por cocinar.
    Me apunto la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues si te mantienes activa,no importa mucho las razones,los porque?solo muevete y dejate llevar,como ahora con la cocina y ese rico platillo que se ve que ha quedado y con tus letras tan bonitas con las que expresas tu sentir,espero hayan quedado deliciosas,buen fin de semana irma,hasta pronto.

    ResponderEliminar
  9. Me copio la receta, me encantan los calabacinos. Yo también pienso que la primavera nos trastorna. Hay noches que no puedo dormr pensando en lo que tengo que hacer, y yame levanto cansada.:( Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  10. Menuda pintarraca, eso tiene que estar pa matarse. Si haces estas cosas cuando te entra agobio, me imagino a tu familia intentando ponerte de los nervios para que les hagas ricuras como esta xD

    ResponderEliminar
  11. Yo también reconozco ese estado del que hablas. Me suele dar en esta época, pero en lugar de invitarme a hacer cosas, me bloquea y me quedo paralizada. La cocina, por ejemplo, no me apetece nada en estos momentos...

    + besos y que llegue la serenidad!

    ResponderEliminar
  12. Eres una mujer alucinante... Todo en uno.
    Un abrazo enorme, guapísima.

    ResponderEliminar
  13. Qué ricos, esto lo hago ya mismo.

    Lo de bailar in kitchen anima siempre, aunque últimamente yo hago sentadilling in kitchen. No es tan divertido, la verdad, pero todo sea por la causa de unas piernas fuertes... je je je.

    Espero que se te haya pasado ese desasosiego.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Ummm creo que lo haré para cenar hoy...
    es curioso, a veces la calma se encuentra cocinando... yo suelo acudir mucho aquí http://mimithorisson.com/ no son fáciles fáciles como la tuya, pero crean un ambiente de calma cuando lo leo..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wooow", qué pasada de blog!, no me extraña que te contagies de esa calma, qué platos más ricos cocina ésta familia (y qué fotos más chulas!), ¡me ha encantado!. Gracias por compartirlo, guapísima, tomo nota! ;)

      Eliminar
  15. ¡Qué receta espectacular! Y fácil... Me encantó :P GRACIAS por compartirla con nosotros.
    Me alegra saber que no soy la única que descarga ansiedades en la cocina, jeje.
    Besotes, Mari Ló.

    ResponderEliminar
  16. uummm...pero que pinta!!! La receta me la apunto... aunque sea del 96, jiji!!!
    La ansiedad y el dolor es tan difícil de soportar... pero hacer cosas siempre ayuda, y cosas buenas todavía más!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  17. Seguro que estaban de rechupete! !!
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Hay estados de ánimo que fomentan la creatividad...

    Saludos.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***