lunes, 28 de abril de 2014

...a mi son.


He puesto música en el blog, es un pequeño reproductor situado justo arriba (puede cerrarse fácilmente), por hoy lo dejaré...pero pretendo quitarle la reproducción automática, es que ando como loca con esa canción "My favorites things" versionada por Olivia Ong, una voz que descubrí hace unos días y que me hechiza. 

No sé, quizá sea porque el ritmo suave está muy acorde conmigo estas semanas en las que transcurro despacio, muy despacio. Cada vez tengo más días de tipo "que el mundo siga mi ritmo" y no a la inversa. Mi mente protesta, claro, pero mi cuerpo se encarga de bajarle los humos. La primavera no es la estación de la salud para mí, los cambios de clima representan pequeños brotes que son como collejas de dolor impertinente. Intento esquivarlas de esa forma, transcurriendo lo más despacio que puedo. Que el mundo se adapte a mi ralentí de gueisha -me digo a mí misma sin mucho convencimiento- que en estos días el mundo baile a mi son.


When the dog bites, when the bee stings
When I'm feeling sad, 
I simply remember 
my favorite things
and then I don't feeel so bad!



17 comentarios:

  1. Quiero que el mundo gire a tu son. Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..a ritmo de crucero...bufff..

      Molts petonets, Toni! (ya vuelvo a estar por aquí ;)

      Eliminar
  2. Y al mio que es el mismo que el tuyo...baila danzarina...baila a tu son y que el mundo dance también a tu ritmo y a tu son.
    Mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bailemos juntas, mi querida Sara, cuantos más seamos danzando...¡mejor! :).

      Un súper abrazo, preciosa!

      Eliminar
  3. Me alegra, sinceramente... Por cierto la música muy, muy...sensual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me alegra :)

      ¿Te gusta entonces la canción?, yo la encuentro tan dulce...tan de sillón, mantita y lectura...(o ventana, paisaje y lluvia, o... ;)

      Hoy he subido otra del mismo tipo, ya me dirás si te gusta.. :)

      Molts petonets, Toni!

      Eliminar
  4. Hola mi pequeña Florecilla , no te preocupes por nada cariño , la vida de por si poco apoco ira acoplandose a ti , además no hay prisa , tu tranquila disfruta de estas bonitas tardes de sol , bajo una buena sombra en compañia de musica suave y un vaso de limonada , te deseo una feliz tarde besitos de tu hermanamiga D.flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambio limonada por un gin tonic! jejeje ;).
      Mi querida D.Flor, qué especial y dulce eres, gracias cariño por ser tan buena persona y tener un corazón tan grande!, que te quiero un montón, mi niña!

      Eliminar
  5. Me acerco despacio a ti para decirte al oído que el ritmo suave llega al alma, penetra.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que el mundo baile, que elija su ritmo, y yo lo seguiré con el cuerpo o solo con la mirada. No siempre se puede marcar la pauta a veces tampoco se debe. Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho que acepto que ya no puedo bailar ni girar al mismo ritmo del mundo...y cuando lo olvido -o lo intento- ahí está mi cuerpo dándome un mordisco y poniéndome en mi sitio;).

      Yo me apunto al baile de tus palabras, Ester...que esas sí que tienen un ritmo acogedor :)

      Besitos

      Eliminar
  7. alguna vez tiene que suceder,que el mundo gire a tu ritmo y que lo disfrutes,bonita musica,compartenos mas de esa musica,saludossss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, hoy he puesto otra canción con una cadencia similar..
      :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Cuando el ritmo interior coincide con el ritmo exterior se produce la armonía... pues nada: a tu ritmo y que la tranquilidad te rodee.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Conecto contigo. Me uno a ese movimiento slow. En la vida hay algo más importante que incrementar su velocidad.
    Disfruta de ese suave ritmo personal.

    Besos.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***