viernes, 8 de noviembre de 2013

Como me gusta...


A. dice que me han sentado bien, que cada año más, que cada día mejor. Escucho su voz y sonrío mientras amoldo los amaneceres a las esquinas oscuras del cuerpo. Es viernes, viernes tarde y ese sol ahí, acariciando la arena verde de la esperanza. Cómo me gustan las tardes así, cómo me gustan los quinqués de sol sobre la piel del alma, como me gusta contemplar esa luz sentada en la cornisa dulce de un tiempo en calma.