jueves, 26 de septiembre de 2013

Pues así








¿Sabéis esos días en los que una ansiedad de origen desconocido te atraviesa el cuerpo y el alma (sobre todo el alma) y se te fija en el humor?