martes, 24 de septiembre de 2013

Flamenco en el jardín

Hoy he soñado que alguien bailaba flamenco en el jardín. Lo escuchaba primero de forma lejana, luego ya más cercano, mucho más, era una especie de taconeo rítmico pero descompasado, demasiado descompasado, demasiado fuerte, demasiado cercano para ser en el jardín, demasiado... Momentos después R me ha despertado para comunicarme que cierta válvula se había soltado y era el agua la que bailaba medio loca en el sótano, ¿a las 3 de la madrugada?, preguntaban mis adormecidas neuronas.

Hoy me he levantado cansada y dolorida pero con unas ganas locas de bailar flamenco por toda la casa, con los ojos cerrados, muy cerrados, suelta, sorda, a mi aire, descalza y muerta de risa.