viernes, 26 de julio de 2013

Tan dulce como magdalenas y sol..


Eso pensaba hoy a las 07:39h de la mañana delante de mi primer café, si todo fuera tan dulce como magdalenas y sol... La radio no cesaba de informar sobre el accidente, la tragedia nunca se disuelve en café y el dolor se nos atraganta a todos corazón adentro. Si todo fuera tan fácil como magdalenas dulces bañadas en sol, si todo tuviera un halo vital más flexible, menos trágico, si la vida fuera más justa y menos cruel, si se pudiera volver atrás y reescribir un instante con tinta nueva, llena de luz y esperanza..

Pero no lo es, nunca lo ha sido. La vida es un nudo complejo, un gran y enmarañado nudo y no es justa ni fácil...(lo sé bien aunque a ratos me desconecte las orejas del ombligo). Aún así hay que avanzar, hay que seguir pedaleando con ganas sobre la noria.

Quizá por ello, porque la mayoría de las veces me cuesta un horror llegar al pedal de arranque, intento valorar -y abrazar- en lo que valen esos pequeños, maravillosos y a veces imperceptibles momentos de magdalenas y sol.



20 comentarios:

  1. Ayer me quedé tocadísimo con la noticia, brutal la tragedia humana.sigo sin palabras, en serio

    Sabes Irma? leerte es uno de mis moments de magdalenas y sol

    Molts petons i bon cap de setmana

    ResponderEliminar
  2. La vida es dura y cruda. Te da terribles momentos y noticias...pero tambien te da magdalenas y sol. Una sonrisita :)..y un besito

    ResponderEliminar
  3. Tanto para vivir,como para morir; por mucho que digamos que sí, ¿estaremos alguna vez preparados, maduros, para enfrentarnos a ellas, para afrontar su verdadero significado???

    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Muchos días hay que beberse las lágrimas mezcladas con el café y estas mañanas son de esas.

    ResponderEliminar
  5. Aí es, como dices, y no queda más que apechugar con lo que llega.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues si, a veces esa bicicleta està cuesta arriba y no arranca...o le cuesta muchiísimo, i a veces esa magfalenas solo olerlas te satisfacen... Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Mordisqueemos las magdalenas mientras se pueda...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. es así, amor. las luces y las sombras .
    muchos besos de miel.
    ¡¡BUEN VIERNES !! :)

    ResponderEliminar
  9. Creo que la vida no se puede comprender, sólo debemos vivirla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hay veces que las madalenas hacen bola, y tragarlas se hace imposible....
    Hoy siento no ser optimista....

    ResponderEliminar
  11. Estas tragedias tardan mucho en paiserse, no obstante teneos que seguir adelnate ayudando a quien podamos!

    bss!

    ResponderEliminar
  12. Una foto fantástica, maravillosos momentos, sí.

    Besos.

    Y todos debemos disfrutarlos así.

    Me ha encantado esta entrada¡¡

    ResponderEliminar
  13. La vida nos da esos sustos, España llorando y mandando mensajes de ánimo a todos los afectados. Pero la vida sigue y con una madalena tan bonita se pasa mejor. Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Como no sabemos lo que nos depara mañana, está muy bueno disfrutar de este momento y como tú bien lo dices, de esas pequeñas cosas, como magdalenas y sol.
    Preciosas tus palabras y la fotografía!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  15. Tenemos que pensar que los accidentes, negligencias y errores existen.
    somos humanos y somos imperfectos, por eso hay que vivir cada día con el corazón, porque puede ser el último.
    Besazo hermosa

    ResponderEliminar
  16. Hola Mairló , la verdad es que es una gran tragedía para los familiares de los heridos y los fallecidos , ya que nada sera igual , ahora hay que reponerse poco apoco , y mirar la vida con ojos de esperanza , me gusta mucho esta entrada , ya que es como una especie de homenaje , a todas estas buenas personas , cariño espero que estes bien , besos de Flor .

    ResponderEliminar
  17. cada día mojar las ganas de vivir

    ResponderEliminar
  18. Hay magdalenas rellenas de luz... pero se vierten en sombras al partirlas.


    Bss

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***