lunes, 3 de junio de 2013

Estalla Junio..


Sí, Junio estalla en vertical y contra el azul del cielo, me parecía intuirlo desde hace tiempo pero he necesitado verlo estallar así, ante mis ojos, para cerciorarme de la luminosa belleza de un mes que me trae tantísimos recuerdos. Junio me arrima a la luz ambiental y con ella, poco a poco, vuelven las ganas de asomarme a la ventana de este blog dormido por etapas.

Confieso que no es la primera vez que he estado tentada de cerrarlo de golpe. Eso....o unificar todos mis blogs, claro, ya que si cuento el familiar (que no me pertenece a mí sino a mi familia) y el de fotos resulta que tengo tres blogs en "activo" (o casi).

Pero siempre acabo recordando la razón por la que un buen día dejé que la chica de las margaritas -la que me habita- emergiera sin más y lo hiciera a través de un blog personal: me apetecía un rincón dónde ser yo de forma íntegra, totalmente circular, un rincón en el que trenzarme a mí misma y expresarme desde el ombligo. Y lo cierto es que así ha sido, así es y así será hasta ese día (espero lejano) en el que cierre definitivamente mi etapa en los blogs. De momento y hasta ese día quiero daros las gracias a todos por la calidez y cercanía que me regaláis siempre aunque este muda y ausente como estos días.

Gracias, de corazón