martes, 22 de enero de 2013

Once upon a time..

Esta mañana al venir a la oficina me he topado con un motorista que llevaba un casco negro-noche con una margarita enorme estampada en plena coronilla. Hasta ahí todo normal, salvo que yo, que también tengo el cerebro forrado con margaritas desde que nací, he intentado perseguirlo sutilmente hasta el semáforo. Una vez allí le he mirado primero con prudencia y luego, lo confieso, con total descaro. Y es que bajo el casco su cara vestía una sonrisa luminosa, una de esas sonrisas plenas e hipnóticas que irradian armonía a kilómetros de distancia.  Me apasiona la gente que es capaz de regalar sonrisas así, sonrisas llenas de oxigeno, azules, sonrisas que desprenden calma vital y templanza, que parecen salirse de los labios y decirte..."eh, todo va bien".. Este tipo de cosas me inyectan tal energía que consiguen removerme los cimientos completos del día.

Mi pequeño yorkie


36 comentarios:

  1. Pues a ver si me lo presentas...que me da que hoy necesito alguien como el que describes....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiera, pero en cuanto el semáforo se ha puesto verde ha desaparecido, sonrisa incluida.

      Sniffff.. :(

      :)

      Besos, Kikas

      Eliminar
  2. Hola Mairlo, pues que envidia no haberlo visto también:), ya nos dirás la ruta por si acaso:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho! jajaja y la próxima vez que lo vea le hago una foto! ;)

      :)

      Besitos, guapísima

      Eliminar
  3. Que bonita mañana de empezar el día, una margarita y una sonrisa las dos en moto. ¡Que tengas un feliz día! Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí...la verdad, y hoy me hacía falta una inyección de optimismo azul :)

      Besitos saltarines

      Eliminar
  4. Oye Mairlo yo te presto mi sonrisa siempre que quieras, no es azul pero si te sirven mis ojos ya sabes je je

    Mola el perrito¡

    Molts petons bonica

    ResponderEliminar
  5. A veces la sonrisa no la tiene la persona que ves sino uno mismo en su interior. Y eso es buena señal.

    Enhorabuena !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff Jaal...pues a veces la debo tener bajo mil capas porque la mayoría de las veces me tengo que poner la de repuesto! ;))

      Besitos

      (por cierto, al leer hoy tu entrada se me ha puesto la sonrisa instantánea ;)

      Eliminar
  6. No és solo que haya gente como este motorista sonrriente ,es que tambien hay gente como TU que sabe captar la sonrrisa del mundo y ponerla Mairló por aportar margaritas al mundo!

    ResponderEliminar
  7. ¡A lo mejor él te estaba devolviendo lo que recibía!. Esa sonrisa que describes debe ser muy parecida a las que tú muestras... Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que ni me ha visto, cielo! jaja, él iba rodando inmerso en su mundo sin ser consciente de lo que transmitía su gesto...

      Nada, que la próxima vez voy a tener que secuestrarle la sonrisa sí o sí! jeje ;))

      Besitos, mi niña..¡te he echado de menos!

      Eliminar
  8. ¿Y a quién no Mairló?... Seguro que ante una escena así a todos nos vendría la sonrisa a los labios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. A veces no sabemos el bien que puede hacer una sonrisa... Pero tú si lo sabes, porque sabes apreciar lo bueno de las pequeñas-grandes cosas.
    Besos, Mariló. ;-)
    Por cierto, ¡que foto más chula!

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que aún queda gente con sonrisas así...:)
    Ten un buen día!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Sonrisas... Las preciosas sonrisas que tu misma nos pintas al leerte! Recibe hoy un ramillete de ellas! BESABRAZOS

    ResponderEliminar
  12. Sonrisas... Las que nos pintas tu al leerte! Recibe hoy un ramillete de ellas... Besabrazo

    ResponderEliminar
  13. empezar el día así esta buenísimo
    Anbrazo

    ResponderEliminar
  14. Y con la que está cayendo es aún más dificil de encontrar ese tipo de personas, amiga.
    No me extraña que lo persiguieras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Sí, coincido, la verdad que te alegra el día cuando ves a alguien sonreír así.
    Qué lindo tu perrito!!
    Besito

    ResponderEliminar
  16. Qué suerte encontrar de frente a alguien así, conocido o desconocido... hay gente que sonríe tan poco... aishhhh

    Besos abisales y una sonrisa

    ResponderEliminar
  17. Lo primero ten cuidado...ajjaja te pueden denunciar por acosadora, ajjaja. Y lo segundo, gracias por tu sonrisa.Petons sonrients.

    ResponderEliminar
  18. Yo también sonrío mucho (aunque mis escritos puedan parecer lo contrario). Y echo de menos más sonrisas de vuelta...otra para ti :)

    ResponderEliminar
  19. Ayyy si Ló, esas personas son escasas pero cuando me cruzo con ellas me iluminan el día

    La canción es tan tiernina!!!

    Besinos

    ResponderEliminar
  20. Con gente así no necesitas vitaminas ni medicinas, además es más sana. Me alegro de tu alegría .

    Besicos.

    ResponderEliminar
  21. De esas sonrisas que lo iluminan todo...
    Besos azulados :)

    P.D (Desde mi "barco de papel", he lanzado una iniciativa. "Los lunes...Azul mar", consiste en dejar un mensaje positivo, cada lunes...UN PENSAMIENTO AZUL. Si te apetece, ya sabes..."Los lunes...Azul mar".

    ResponderEliminar
  22. Seguramente iría haciendo el reto de "los lunes una sonrisa", jejeje.
    Ahora en serio, me encantan esas personas que inyectan alegría a la vida.

    ResponderEliminar
  23. Esas sonrisas enamoran! Hay que vivirlo para entenderlo.

    URGEN LAS SONRISAS EN LOS ROSTROS DIARIOS.

    Un abrazo con muchas sonrisas,para ti, con mucho cariño,amiga.
    (Y MARGARITAS!) ;)

    ResponderEliminar
  24. Ciertamente es un lujo, Mariló. Un gran lujo es poder compartir la vida con personas que te hacen más fuerte, que te enriquecen, que te llenan de energía... ¡positiva!, que te allanan caminos, que con su ejemplo te hacen ver la vida más fácil, especialmente en los momentos difíciles, que te hacen disfrutar de momentos inolvidables...

    Pero hay algo aún mejor -¡infinitamente mejor!- y que se nos olvida muy a menudo: que seamos nosotros mismos lo que transmitamos energía, optimismo, positividad, alegría, ilusión, fortaleza... En demasiadas ocasiones estamos pendientes de lo que hacen los demás y nos olvidamos de que nosotros también somos protagonistas del "clima emocional", tanto de la comunidad donde vivimos como -y en especial- de nuestra propia vida.

    Y no lo digo por ti, que con tu blog (con tus margaritas...), con lo que nos compartes, transmites todo lo mejor. Afortunados somos.

    Que siga siendo así por mucho tiempo. Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  25. Y te quedas sonriendo largo rato, igual que esa sonrisa que viste pasar... y alguien mas te ve, y sonrie por largo rato... o no? asi debe funcionar. Y sino, yo por las dudas sonrio! Besotes!

    ResponderEliminar
  26. Hay sonrisas que te contagian con el virus de la alegría y ya no puedes dejar de estar contento durante un buen rato...

    ResponderEliminar
  27. Pequenos fragmentos do dia que fazem tudo valer a pena. Se me permite sigo teu blog. Um abraço

    ResponderEliminar
  28. Sonreír es importante y también difícil... a veces...

    ResponderEliminar
  29. eh...todo va bien...aunque a veces no lo parezca ;)

    abrazos

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***