miércoles, 30 de enero de 2013

Esa pequeña felicidad..

Hoy me siento feliz. Mejor dicho, hoy siento que paladeo a ratitos esa porción de quesito que conforma la felicidad. Una felicidad chiquitina y chisposa, de respirar hondo y decir, ay sí...qué bien el cielo, qué bien el olor de mi gente, qué bien mis manos por mucho que me duela la vida en ellas. 

Ayer una amiga puso este vídeo en su muro de facebook y me quedé ahí, observando mi ciudad con prismáticos, o mejor dicho, con ojos grandes y nuevos. Apenas me resulta reconocible. El año en el que se realizó ésta grabación mi abuela aún no había nacido -pensaba yo- y no he podido evitar prendarme de la gente, de sus caras, de sus vestimentas, de la forma en la que corrían pegados al tranvía. La ilusión, esa, esa, la felicidad pequeñita que se proclama irremediablemente en el gesto y que te hace brincar como un niño. Esa es la que yo disfruto, esa, no hay más, no hay otra, no. Es increíble este vídeo, de verdad, no importa la ciudad, no importa la época.

Importa la gente. 


39 comentarios:

  1. Eso sí, ¿habéis visto como se cruzaban? pelín kamikazes sí que eran eh?, ofú!

    :)

    ¡¡besotes!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito ver el ayer, viajar al pasado y reconocer algunos lugares. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. yo seré algún día igual de pasado,¡ cáspita, córcholis ! eso quiere decir que...Lo retiro prefiero ser presente continuo o cobrador del autobús de la línea 53. Te dije que adoro las infusiones con manzanilla ...!!! ( es tan juguetona ) :-O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero dime, tú eres de presente simple o continuo? ;)

      Vale, vale..hace infusión de frutas del bosque?

      (como cuánto?)

      Eliminar
  4. Vértigo da verlo. Los peatones arriesgando al máximo, la vida sin semáforos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estuve en Sta Cruz (Bolivia) viví la vida sin semáforos y créeme, me da más miedo cruzar la calle aquí, con todos lo semáforos y señales, que allí.

      Vértigo sí que da eh?, jajaja hay un momento en el video en el que he cerrado los ojos y he dicho..."ay diosssssssss"

      Besitos

      Eliminar
  5. Eran otros tiempos Mairló, diferentes quizás, con menos calidad de vida, (es posibl3e), pero quizás con más humanidad.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tanto hemos perdido, Rafael?, no sé..da que pensar, la verdad. Parece que hoy en día nos lanzamos de cabeza en la cruzada de mejorar, curar y mimar el cuerpo mientras nos dejamos contaminar el alma..:(

      Y esto lo digo yo que tengo ambas cosas hechas puré.

      No sé, quizá hemos perdido la capacidad de levantar la vista y contemplar(nos)..



      Besitos, poeta

      Eliminar
  6. ¡Dios mío! ¡Me ha encantado el vídeo! Las personas, sus ropajes, la mayoría en bicicleta, los niños cruzando la vía... Y pensar que solo han pasado unos cien años (un segundo en la historia del mundo). A mí todo esto me encanta. Me sirve para ambientar alguna que otra novela de época que tengo en mente ;-)
    Gracias Mariló!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te has fijado en que tanto niños como adultos corren?, ¿cuando hemos dejado de correr, Carol?, de ilusionarnos, de sorprendernos!

      El vídeo es increíble..¡y la música!, todo hechizo y francamente en ésta época tan rápida y desnatada en la que vivimos viene muy bien lanzar la mirada al ayer.

      Y si encima te ha servido de inspiración para la novela aún me hace más feliz haberlo puesto! :)

      Besitos, cielo

      Eliminar
  7. Joer!! Me ha encantado el video, que curiosísimo!!

    Pero, madre mía, está gente no tenía miedo!!! Cuando ha pasado el coche por delante y se ha cruzado con la bici... Ains!! Eso hoy en día sería impensable aunque el tren fuese despacito.


    Me ha gustado mucho, amiga.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves..ni pizca de miedo, al contrario se quedaban en la vía hasta que casi les arrollaba el tranvía (si te fijas hay un señor que se queda tan alelado mirándolo que tiene que venir otro a estirarle del brazo y apartarlo!). Así murió Gaudi...él e imagino que un montón de personas más!

      Besitos, Marta, me alegro de que te haya gustado! :)

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Y como me gusta a mí verte aquí, tesoro!!

      Besitos a montones, Conxita

      Eliminar
  9. Me ha encantado, gracias por compartirlo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  10. Guau!!! Me encantó, Mairló. ¡Cómo se cruzaban todos de lo más tranquilos por adelante! Y las bicis, muchas bicis. Y el carro con los toneles saludando... una ternura, otro ritmo de vida. ¿No iremos demasiado apurados hacia ninguna parte ahora?
    Una joya este video. Gracias por compartirlo. ¡Besos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso parece Sandra, que ahora tenemos mucha prisa, muuuucha prisa...pero no tenemos muy definido el rumbo, verdad?

      Un besito, preciosa

      Eliminar
  11. Y en un soplo cambiamos todo esto... como cambiamos :))

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Abis...como dice Carol "un segundo en la historia del mundo" y todo cambia, ahora me parece que corremos poco en pos de la ilusión, no?

      Es al menos lo que yo percibo...

      Un besito

      Eliminar
  12. Hola Mariló, me ha encantado el vídeo y me he sorprendido pensando que, sin conocer a ninguna de esas personas, espero que estén bien y sean felices donde quiera que estén.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pensaba, Mela..creo que es imposible no preguntarse que debió ser de la vida de aquella mujer anónima que paseaba por la calle, o aquel señor que se quitaba el sombrero al pasar el tranvía, o aquel niño que corría como si le fuera la vida...¿qué debió ser de todos ellos? ¿fueron conscientes que quedaban inmortalizados en una grabación?. Si están en algún lugar quizá hemos cambiado las fichas y están ahora dónde nosotros estábamos en ese momento.. :) (mira que me gusta imaginar y soñar, eh?)

      Besitos, cielo

      Eliminar
  13. Pues si como tu dices lo que importa es la gente, aunque viendo el vídeo, alguien debía de correr la voz que en ese tranvía iba una cámara, !anda que no les gusta chupar cámara! Y todo el mundo haciéndole carreras al tranvía.

    Como se nota que la gente no era indiferente. Petonets i gracies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja seguramente sabían que se estaba grabando porque pasa otro tranvía en sentido contrario y nadie corre. ¿Serían conscientes de que esa grabación los inmortalizaba?, no lo sé..pero esa ilusión tan rotunda por una novedad creo que la hemos perdido, A.L.

      Sólo ellos, sólo los niños mantienen viva esa magia..

      Un besito

      Eliminar
  14. El ayer, el pasado... el antes... Muchas veces te das cuenta de que a pesar de todo... la Vida no ha cambiado tanto... buen jueves feliciana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida quizá no, Marieta, pero las personas sí...bufff y lo hemos hecho tanto para bien como para mal.

      Un besito, cariño!

      Eliminar
  15. Viendo el vídeo se comprende cómo pudo morir Gaudí atropellado por un tranvía.

    Una preciosidad, gracias

    Bss

    ResponderEliminar
  16. ¿Por qué me he emocionado tanto viendo este vídeo? Esto es una auténtica joya. Soy una enamorada de finales del siglo XVIII y princ. del XIX. Gracias por compartirlo. Un beso. (Yo también me quedo por aquí, faltaría más) ;o)

    ResponderEliminar
  17. Beber sorbo a sorbo cada instante de felicidad...Los pequeños placeres de la vida, son los que nos hace más sentirnos libres, más áutenticos y humanos.
    El tiempo es como una rueda de molino en la que el agua somos nosotros, la rueda todo lo que nos rodea...Paisajes de mar, de montaña, ciudades, etc... Donde el ayer, hoy y mañana siguen el mismo curso del río.. siempre adelante.

    Gracias por compartir este sorbo de felicidad. :)

    Abrazos en la mañana...De brisas marinas ;)

    ResponderEliminar
  18. ¡Sabes? en cuanto he empezado a ver el video he pensado en mi madre, en lo que disfrutaría viéndolo...y las cosas que me explicaría bufffffffffffff, ha sido hermoso verlo, es como si la tuviera al lado...

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  19. Es como transportarse de espectador a la vuelta de la esquina. ¡bonito!

    ResponderEliminar
  20. ¡Como cambia la vida!
    Precioso vídeo y eso que seguro que si le preguntamos a más de uno, nos dirá que eran tiempo muchos más duros que estos. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
  21. Me gusta la historia :P Adoro los fragmentos en blanco y negro de tiempos pasados ^^ Gracias.

    ResponderEliminar
  22. Pues debo de reconocer que me ha encantado el vídeo (las imágenes, el retrato de una época y de la actitud de la gente, y es música que lleva el vídeo. Y por supuesto, me han encantado tus comentarios, que encuentro especialmente acertados. La felicidad de andar por casa, la alegría de tontear delante de una cámara, el simple gesto de levantar el sombrero.

    Eso hago yo: levantar mi sombrero. Un placer, señora mía. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Ya había visto el vídeo, y la verdad que me emocionó y todo, saber que no queda nadie de todos ellos... temps fugit.

    Y en mi caso sí que creo que es importante que sea Barcelona, el reconocer el tramos del tranvía, verlo tan diferente, el Paseo de Gracia. Y es que me acostumbran a gustar este tipo de cosas, es más cuando emiten una película ambientada en Barcelona de cierta antigüedad me quedo embelesado observando y recordando la ciudad cómo era antes y si es una época que recuerdo más aún, ver el mobiliario urbano como ha cambiado, esas tiendas que ya no están....

    Ojalá hubieran más vídeos de este tipo

    Saludos

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***