jueves, 8 de noviembre de 2012

Como meteoritos de azúcar


Recuerdo que cuando cumplí los 40, y glups ayer hizo cinco años de eso, me di de bruces contra muchos tópicos, muchos. Pero eso sí, el más punzante, el que más me dolió en el bordillo esmaltado de los dientes (por aquello de darme con el canto) fue el de la famosa "plenitud" que tanto y tanto me anunciaron mis amigas (sólo algunas, por fortuna). “Ya verás, Ló…ya verás, los 40 son la edad de la plenitud en la mujer,  mírame..yo me siento estupendamente, más yo, más plena, más segura, más requetesexual, más blá, más reblá y de blábla ni te cuento!..pero mucho más, eh?, ya verás”. Yo soplé los 40 con las expectativas chorreándome por las orejas...y no vi llegar a doña plenitud por ningún rincón de mi mapa vital. Esperé un tiempo..a ver, nosé.. igual cómo soy tan infantil se retrasa un poco (o baja del cielo con un paraguas como Mary Poppins). Uno, dos, tres, cuatro años. Nada. A cinco años "vista" sigo sin "verla" ni sentirla y es más, no creo que la vea/sienta nunca. Eso sí, he lamido y lamo pequeños granitos de plenitud,  algo así como meteoritos de azúcar en mi día a día, destellos de momentos en los que siento que mi alma encaja como un guante en mi cuerpo y este a su vez se amolda como algodón en el mundo, en la sociedad, entre la gente, ah!...la gente…

Sé que la plenitud existe, desde luego. Existe en esos maravillosos momentos en los que soplas 45 velas y tus hijos aplauden como locos y te abrazan y abrazas y engarzas no uno, no, sino cien mil deseos de esos que abarcan la salud, el amor, el trabajo y un montonazo de chuches de piña. La plenitud reside en el lunar de mi ingle cuando tú lo lames al amanecer, es el sabor del primer café del día, es el olor de mis hijos al dormir, es la presión ejercida por toda la familia (perros incluidos) para conseguir eliminar esa maldita burbuja que quedó bajo el aironfix del libro de mates. 

Pero la plenitud del “yo me siento más segura, más fina, más íntegra, más cuerda, más equilibrada, másmásymás” sinceramente no la he encontrado jamás.
Y no la he encontrado porque...yo qué sé!, porque soy rara y me encanta serlo. Además a éstas alturas del baile me da una pereza horrible rebuscarme la sensatez en el ombligo. 


20 comentarios:

  1. ¿Plenitud?¿Qué es eso?Je,je,je
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mairló , yo digo lo mismo de Morgana , le acabo de leer esta graciosa entrada tuya , y mi madre dice , que le digas a tus amigas, que eso de la plenitud y todo lo que has dicho son cuentos chinos,ya que ella tiene 64 años , y todavia no la a encontrado nada de eso de la plenitud (Dice , que a lo mejor la tien guardada en el baúl de la piquer)jajajaja , en cuanto a la forma de ser de mi madre ahora que no esta ,es como si fuese mi hermana pequeña , ya que ella es como yo un trasto y con muchas ganas de jugar , y yo creo que aquí , los papeles se han cambiado por que soy yo la que tiene que correr detras de mi madre y reprenderla de vez en cuando , jajaja en fin ya te bendra algún día tu por eso no padezcas , beso de Lm.

    ResponderEliminar
  3. No se, a lo mejor pasa como lo que decía una amiga: "Hay gente que se pierde las pequeñas alegrías, esperando la gran felicidad" y con la "plenitud" te pasa lo mismo, a lo mejor es un conjunto de pequeños meteoritos de azucar, que cuando miras hacia atrás y los juntas todos, tienes lo que buscabas.
    O a lo mejor es algo que llega a los 50, vete tu a saber.
    Mientras tanto, disfruta de todo lo que se pueda disfrutar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pues yo que pensaba que los 40 serían lo más de lo más, veo que a lo mejor no... Todavía me faltan bastantes años para los 40, pero a veces quiero que lleguen justamente porque todo el mundo te dice que son los mejores años de tu vida.

    Me encantaron profundamente todos esos momentos en los que dices que existe la plenitud, cómo los describes, me encantó!!!
    Y sí, es bueno ser rara!, o a mí me lo parece Mairló.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No se si a esa edad 'hay plenitud' o no hace tiempo que los dejé por ahí. Pero Ló... te diré... 'disfruta, vive, aprovéchate de cada momento como si fuera el último'
    Disfruta de las pequeñas cosas y ríe pero con ruido.
    Se feliz Ló y felicidades

    ResponderEliminar
  6. Bueno...jejeje, lo primero es que acabo de descubrir que soy unos meses más viejo que tu jajajja.
    Y lo segundo...plenitud? pues como la encuentres, apaga y vamonos.Yo les diría a esas amigas tuyas, que la verdad si la han encontrado ya se pueden jubilar,jajaja.

    Mirada y sonrisa luminosa.

    ;)

    ResponderEliminar
  7. La plenitud son momentos, chispitas breves cuyo rescoldo dura en el recuerdo y no sé si tiene algo que ver con la edad, más bien creo que no, que depende de las personas si saben disfrutar de los momentos que se les presentan en la vida o están soñando con un futuro mejor y no viven nada.

    Besos^^

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Que bien defines la plenitud chiquilla!!! :D
    Besazo

    ResponderEliminar
  9. Eso es la plenitud... no creo que haya ninguna para toooodos los aspectos de la vida.
    Gracias por la felicitación, si jajaja escorpio y recién estrenados 44 jajaja

    A mi con los 39 me entró en canguelo del "supernúmero" después no ha estado mal, sin tirar cohetes, la verdad que en lo que va de década he hecho cosas por decir:" o ahora o nunca" jajaja.

    Estamos fantásticas, que quieres que te diga...

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  10. Felicidades con retraso preciosa, eso lo primero, en cuanto a la plenitud, es tu amiga desde que naciste, no hay más que leerte, todo lo que dices es Plenitud, así con mayúsculas. Ahora te advierto que una servidora, cuando mejor se encontró fue en la década de los cuarenta, pero no por plenitud, es que de niña siempre estaba mala, y después siempre me pasaba algo, pero en esos años estuve genial, para mí los mejores de toda mi vida, hoy mejor no te cuento, birria total, pero siempre con ganas de hacer cosas, aunque el cuerpo se empeñe en llevarme la contraria. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. ¿Y quién no es raro?... Quizás eres como debes de ser y no como "otro/as quisieran que fueras".
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  12. Antes que nada felicidades.
    Yo creo que la cosa es al revés... a medida que vamos cumpliendo años nos vamos desequilibrando hasta que acaban encerrándonos en una residencia o en el cuarto de una triste habitación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Felicidades preciosa!!!

    Esa plenitud de la que hablan tus amigas y en su dia las mias, yo tampoco la senti, pero si la que tu comentas, la energia de seguir, los instantes de calidez ...esa si

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Vamos que con 44 digo: estoy en mi mejor momento pppfff! Será que siento plenitud con los terroncitos de azúcar? Es que si me tiran con el paquete de kilo me derriban. Como dice esa vieja canción de Soda Stereo "Quiero que me trates suavemente". Beso, Mairló, a buscarle la vuelta al cuatro cinco

    ResponderEliminar
  15. O sea que has descubierto que la plenitud no es cuestión de un tiempo sino de momentos de la vida. Desde luego no creo que la edad mejore casi nada una vez pasada la veintena. Pero en cualquier caso se trata de vivir lo que tenemos de la mejor forma posible.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. O sea que has descubierto que la plenitud no es cuestión de un tiempo sino de momentos de la vida. Desde luego no creo que la edad mejore casi nada una vez pasada la veintena. Pero en cualquier caso se trata de vivir lo que tenemos de la mejor forma posible.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Yo asocio mis momentos de plenitud a personas. A ciudades. A paseos. A cultura. A juegos...

    He tenido desde siempre, pero es cierto que a partir de una edad eres mas consciente de la suerte de vivir alguno.

    En esa década sabes lo que quieres y como, y -a veces- la plenitud no llega porque no puedes acceder a todo. Lo sabes y lo quieres, pero hay impedimentos que lo frustran.

    Si fueramos tan libres o tan locos o tan juguetones de hacer lo que queremos, como queremos es posible que rozaramos un estado de plenitud.

    ResponderEliminar
  18. Te he descubierto gracias a Ein Tag mit Pepa, y me encanta cómo escribes! Tengo que meterme más de lleno aquí...me gusta! ;)

    Si quieres pasarte por otro blog muy rosa y muy de hablar desde dentro, te dejo el mío.

    http://stressedcloset.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  19. Esta noche me ha dado por viajar por tu blog, es bonito y da la sensación de optimismo, es algo que me gusta mucho.
    Así he descubierto que somos Scorpio, jaja, yo soy del 1.11, aunque nos llevamos unos 10 añitos de diferencia y eso de la plenitud me pregunto que será. ¿es algo femenino sólo? Curioseando por el concepto por internet he encontrado un poco de todo, pero me ha sonado a lo mismo que dicen de los hombres cuando llegan a los 40 a los 50. Una amiga me dijo un día que los hombres a los 50 tienen un cambio hormonal que les hace cambiar, pero supongo que eso de generalizar es algo absurdo. Ni soy como otros ni otros como yo. Por suerte, sino vaya tostón.
    felicidades atrasadas, total tan sólo unos meses, jaja. y sorry por mi intromisión.
    Besos.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***