domingo, 14 de octubre de 2012

Cucharadas de luz

"Lo mejor del olvido es el recuerdo..."
(Gloria Fuertes)

Mientras escribo esto una garza se está dando un baño en el charco de la plaza, la observo divertida..parece estar pasándoselo tan bien que me dan ganas de salir y acompañarla en el chapoteo. Eso sí, con mis botas de agua azules, las que tenía de niña y que mi memoria decidió embalsamar a la perfección.

La memoria..es curioso,  tan sibarita ella, tan selectiva. Me pregunto por qué decide archivar ciertas cosas y desestimar otras sin preguntar ("¿desea borrar o guardar?", no sería tan difícil, no? ;-). Luego pienso..¿modificarían esos recuerdos seleccionados nuestro carácter?, es decir, ¿somos a imagen y semejanza de nuestra memoria?. (Todo esto son pensamientos que escribo mientras espero que la sopa acabe de hacerse y observo de nuevo el charco de la plaza ya vacío, lleno de ondas y silencios).

Mi hermano asegura que recuerda imágenes de su gestación, una especie de sombras y luces que no olvida. Tengo una amiga que incluso va más allá y jura (por tó lo jurable) que recuerda escenas de una vida pasada.."son como chispazos, Ló, como flashes", me dice. Y yo me devoro las uñas, carcomida de rabia atroz porque me encantaría tener una memoria así de elástica y reversible para poder creer que hay una cuenta atrás o adelante. Creer, que verbo tan complejo y tan amurallado para mi conSciencia, aún más sibarita y obcecada si cabe que mi memoria.

Si rebobino y coloco al inicio el contador de los recuerdos compruebo como el primer sonido que archivé no fue la voz de mi madre sino el gorjeo alegre de las golondrinas. Luego visualizo un plato minúsculo con mermelada y los dibujos azules de algo que intuyo (y mi madre asegura) era una trona infantil. Ese es mi primer recuerdo...sí, un platito de mermelada y allí, a lo lejos, el sol incidiendo sobre los edificios y dándole a la vida el contorno brillante de una cucharada de luz.

Y desde siempre recuerdo garabatear para volar


(buffff que largo lo he tecleado, no?)

21 comentarios:

  1. Estoy seguro,SEGURISIMO, que somos el resultado de nuestra memoria, nuestros recuerdos forman nuestra forma de ser e interpretar la vida

    Genial este post Mairló, me ha gustado muchisimo, como tus garabatos, son como alas, no me extraña que vueles

    Muchos besos de Santi

    ResponderEliminar
  2. Por cierto ¿que tal te ha quedado la sopa?

    :D

    ResponderEliminar
  3. Que buena la entrada, y ¿la memoria? Tengo dudas, mis primeros recuerdos son satisfactorios, divertidos, puede que por eso yo sea alegre.
    Tengo botas pata chapotear, voy para allá.
    Saltos y brinco

    ResponderEliminar
  4. Sí que creo que nuestros recuerdos conforman bastante nuestro caracter. No el vano son experiencias.
    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Creo que nuestros primeros recuerdos se mezclan con lo que tantas veces nos han contado que hicimos o tuvimos y de esa mezcla surgen los primeros recuerdos.
    Bonita entrada porque nos hace reflexionar sobre todo ello.

    Un abrazo y feliz domingo:)

    ResponderEliminar
  6. Desde que tenia 6 años y debido a un "accidente", vamos a llamarlo así, tengo amnesia selectiva. Olvido con facilidad todo aquello que con certeza, sé, que no me hará ningún bien recordar.

    Muchas gracias por visitar mi blog y comentar. Celebro te haya gustado lo que has leido. A mi tambien me ha gustado mucho el tuyo y como escribes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Uno de mis primeros recuerdos es el color naranja de una bombona de butano, el sabor amargo del café que mi madre me dejaba probar en una minúscula cucharilla los domingos, el olor a lejía de mi madre y el sonido de las campanas de la iglesia, pegada a nuestra casa.
    Qué post bonito el tuyo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Mairló , la verdad es que el primer recuerdo que yo tengo de mi niñez , es que me escape de la escuela con la edad de 4 años con la hija de mi vecina mas mayor que yo ya que ella tenia 12 años , a la hora del recreo por que yo crei que era la hora de la comida , ya que estabamos en el patio jugando .

    Por cierto una foto muy bonita de tu dibujo , y ademas tengo que decir que me gusta mucho tu "Mause" un poco "piji" no ? jajaja y de paso fumadora de Nobel ,te voy a dar pal pelo , besos de Lm.

    ResponderEliminar
  9. Cucharadas de luz para alumbrar la memoria que se resiste a ello.
    Un abrazo en la tarde.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que el cerebro olvida para protegernos.
    También modifica los recuerdos que no puede borrar para que los aceptemos mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Uno de mis primeros recuerdos: nos habíamos cambiado de ciudad y yo jugaba en la entrada de una urbanización con unas piedrecitas (entonces había piedrecitas y no jardines acolchados claro...) en un cartel enorme anunciando esas casas nuevas...

    Eso e ir cantando en el tranvía de la nueva ciudad ;))

    Sigue garabateando y aparecerán tus recuerdos...
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  12. ¿Sabes en que trabajo ahora diariamente?

    En construir excelentes recuerdos para mañana.

    Tengo un deseo pendiente que....
    será inolvidable.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el titulo, Cucharadas de luz, eso es lo que tú eres, un jarabe lleno de sol, y nosotros venimos a verte, y de paso nos tomamos una cucharada de esa luz que tu derramas. Me alegro que la memoria sea selectiva, yo tengo recuerdos muy nítidos, y otros, que por mucho que lo intento, naa de naa. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hay que ver lo que se te ocurre mientras espera que se haga la sopa!
    Me parece que la memoria es muy lista y cabrona, perdón por el adjetivo, pero es que tiene una capacidad selectiva que a partir de la cuarentena nos juega malas pasadas y eso a veces es bueno y otras no tanto.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  15. Que bonito viaje por el enigmatico camino de la memoria.
    Yo me asusto cuando me cuentan pasajes de mi vida que no llego a recordar y a veces son relativamente recientes. Tendré mi disco duro casi lleno?

    Besos de memoria.

    ResponderEliminar
  16. Mi memoria es selectiva , estoy segura.
    Lo malo es que no se ha puesto totalmente de acuerdo conmigo en la selección.
    Buena entrada
    una abraçada

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que la memoria debería hacernos recordar sólo lo bueno, así se evitarían algunos rencores,y seríamos más felices todos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  18. Uffff la memoría, esa grandísima deconocida...dicen los estudiosos que no recordamos lo qu epaso, no de la manera que paso al menos...pero si sabemos imaginar y hacer que nuestros recuerdos se vean envueltos en magias y redondeos de nuebes verdes....bufffff como me enrollo...

    me ha encantado tu primer recuerdo, el mio es más extraño, recuerdo los zapatos de mi abuelo y la voz de mi madre que le decia pasa....( que entrara en casa)

    Besinos

    ResponderEliminar
  19. QUÉ HERMOSURA TU PRIMER RECUERDO CONCIENTE...
    CREO QUE HAY MUCHOS QUE LA MEMORIA DESECHA PARA NO OCASIONAR DOLORES QUE QUIZÁS NO SOPORTARÍAMOS,EL CUERPO HUMANO ES NUESTRO AMIGO Y EL CEREBRO Y SUS FUNCIONES UN ALIADO NUESTRO.

    FELIZ SEMANA QUE YA CASI COMIENZA!
    QUE SIGAN BRILLANDO EN NUESTRA MENTE Y ALMA RECUERDOS HERMOSOS Y CÁLIDOS.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  20. Lo de garabatear para volar...me apunto.
    En lo que se refiere a esos "chispazos" de tu amiga...pienso que los tengo...y la verdad si es eso, la sensación no es nada agradable.Como una pelicula muda en blanco y negro triste...
    Sigue recordando en tu melancolía...por cierto hoy estuve cerca...
    beso.

    ResponderEliminar
  21. Hay recuerdos que merecen la pena ser guardados en ese rinconcito del alma,donde habitan los buenos momentos vividos...
    Besitos.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***