jueves, 6 de septiembre de 2012

Deshabitarme a veces


Conmigo


Septiembre repta entre mis horas, añade calcio al calendario mientras este jueves (extra) luminoso me pesa y me cansa, me cansa y me agota desde el látigo de los huesos hasta la espiral del humor. Echo de menos echarte de menos y aquellos regocijos de madrugada, despertarme en forma de nube y ser tan etérea y vaporosa como la fe que enciende la pólvora del delirio.

¿Dónde estás?, me pregunto a mi misma, ¿por dónde has huido ésta vez? , hoy no me habitas más que en ausencia.






29 comentarios:

  1. Hola Mairló!!
    Llego aquí a través del blog de Little Moon, pasaba a saludarte y tengo que decir que me encanta este sitio y que me voy a quedar.
    Me ha encantado lo de "despertarme en forma de nube"... :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica!, encantada de tenerte aquí!

      Un besito y ponte cómoda :)

      Eliminar
  2. Creo que la hablante de este texto hermoso y profundo (tan intenso),más que a una persona extraña una emoción, un sentimiento, algo que le devuelva la VIDA...espero no equivocarme.

    Me sorprendes con este post, es bellísimo, y no que no hayan sido así los anteriores, pero en este creo ver otro estilo, quizás más íntimo aún, más intenso.

    Felicito todo, incluyendo la fotografía.

    Mil besos desde aquí!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te equivocas Maritza, hoy es uno de esos días en los una se levanta ausente de sí misma y tremendamente evocadora..

      Este es un texto escrito desde la semisombra (o la semiluz) interna, me alegra que te haya gustado :)

      Un besito, cielo

      Eliminar
  3. Si te vienes a mi isla, te dejo entrar. El mar me ha devuelto la llave.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vengo, Jonhan, me viene de perlas hoy visitar tu isla..

      Besos, guapa

      Eliminar
  4. Muchas veces abrimos los ojos de esta manera y luego, al final, surge esa pregunta inevitable: "¿dónde estás?"... Y solamente nos responde el silencio.
    Un abrazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Rafael, es exactamente así, hay días en los que una se vuelve escapista de sí misma..

      Besitos de tarde

      Eliminar
  5. Un vaso medio lleno de cubitos de hielo.
    Ánimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero vacío de líquido...jejeje

      Eres optimista, Acróbata :)


      Besos

      Eliminar
  6. preciosa manera de contar una ausencia, echando de menos hasta sentir la piel sola y el corazón quieto. Te expresas de lujo.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
  7. Septiembre trae aires de ausencias casi siempre. Menos mal que existen los reencuentros.
    Hermoso texto.
    Besazo

    ResponderEliminar
  8. Pero en ausencia, incluso sigue habitándote. Te entiendo bien...

    ResponderEliminar
  9. Hola Mairló , soy la ausencia de tu amiga Little Moon , ya que ella hoy esta en otro mundo , pero mea pedido que te diga , que algunas veces ella también se echa de menos asi misma y mas a la niña , que hace tiempo que no va avisitarla , también me dijo que te diese mucho besos de su parte , por cierto bonita foto .

    ResponderEliminar
  10. Una ausencia que ha venido a traernos el arte de unos encantadores recursos literarios que no había encontrado en tus textos todavía. Bienvenida esa ausencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Que bien me ha sentado leer tu relato. Es bello y…
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  12. Bueno a veces la melancolía también sirve para escribir cosas tan bonitas como haces tu. Recuerdo una fase dedicada a Joaquin Sabina en la que le describian como a ese paciente que dice al doctor que le devuelva su depresión para seguir componiendo. Un besote artista.

    ResponderEliminar
  13. Hay veces que la ausencia ocupa más que lo que no está...¿verdad?

    Duelen las ausencias...

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Si la melancolía acata a veces..mientras no sea para deprimirnos... mil besosss

    ResponderEliminar
  15. Me encanta el texto. La última frase es buenísima "hoy solo me habitas en ausencia"... Lo dice todo...
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. YO TEMO A SEPTIEMBRE... TENEMOS UNA LUCHA CONSTANTE CADA AÑO.

    "LA VIDA ES UN GRAN CIRCO, PERO SIN ESPECTADORES"

    TE INVITO A PASARTE POR MI BLOG, QUIZÁ TE GUSTE

    TE SIGOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  17. Sera que el Hombre como la Mujer se cansa de todo, incluso de seducir, de esperar , quizás es el destino de todas las cosas el desencanto? a mi tambien me ocurre... Hace un shueppes en el bar de la plaza?

    ResponderEliminar
  18. Si se ha ido y sólo dejó su ausencia y ningún recuerdo fresco que rememorar, entonces tal vez sea lo mejor... O tal vez no.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  19. Por lo menos siento que te lo tomas con deportividad.
    Besos, Mairló.

    ResponderEliminar
  20. QUERIDA, y lo bien que me siento yo SOLA!!!
    Cuando una se acostumbra, no duelen AUSENCIAS, ni RISAS, ni MIRADAS, aunque eso sí, el CALOR de...PIEL CONTRA PIEL... eso si que se echa de menos, para que mentir!!!
    ÁNIMO Y ADELANTE, que de MUJERES VALIENTES hay mucho escrito :)

    ResponderEliminar
  21. sabes el refrán de "a rey muerto, rey puesto"??
    a veces es mejor dar carpetazo al asunto....
    yo cuando me enfado con mi gordo le adivierto: que sepas que el día que esto se acabe, te lloraré un día, una semana o un año... pero afortunadamente todo se pasa, y tú vas a ser quién pierda más!!!

    ResponderEliminar
  22. Gracias por agradecer, ya estoy de vuelta definitiva y esta nueva entrada me ha echo echar de menos lo de ayer, ya estamos en septiembre y todo retoma su cauce pero tambien me siento "vaporosa y etérea" ¡que bonito! sentirse así.
    Besitos de gofio

    ResponderEliminar
  23. Nunca estamos deshabitados completamente, siempre al menos quedan cuestiones por aclarar...quizás cuando la luz de la alborada nos ilumina la mirada, o cuando el atardecer nos atrapa en su fuego. Quizás cuando podamos comprender...

    Buena semana M°ló
    Beso beso.







    .

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***