domingo, 30 de septiembre de 2012

De ese azul limpio y sonriente

Adoro las velas. La semana pasada fuimos a Ikea y no pude evitar traerme un cargamento de ellas. Es curioso pero aunque detesto los centros comerciales el gigante sueco me puede. En cuanto lo piso una especie de fuerza sobrenatural tira de mí hasta el punto de que me quedaría a vivir allí sin dudarlo..(si me pierdo alguna vez búscame en Ikea, le digo a R).

Hoy el día se ha despertado azul, de ese azul limpio y "sonriente", porque sí..me parece que el domingo sonríe cielo arriba o tierra abajo, sonríe y me siento en calma, tranquila. Es domingo. Mientras preparo la comida mi niño pequeño lee en voz alta a mi lado, también sonríe y lo hace de esa forma saltarina con la que acarician los ángeles (los de verdad, los que abrazan y alimentan la existencia). Mañana tengo médico y quizá sonreiré menos y me preocuparé más, pero hoy es domingo -me repito- es domingo, mi niño lee, el cielo está de un azul risueño y el alma de mi casa desprende aroma de velas rosas.


¿Os llega? :)

¡Feliz domingo!

29 comentarios:

  1. Eres balsamica, Marilo ¿te lo había dicho?

    Feliz domingo tb para ti

    Y muchos besos¡¡

    Santi

    ResponderEliminar
  2. Feliz domingo y que sigas con la sonrisa siempre en los labios y en el alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Y tanto que me llega!!!

    He ido pocas veces a Ikea pero recuerdo que me invadió una sensación parecida a la que cuentas...

    Los niños alimentan y mucho

    Mañana será otro día , ahora a disfrutar el presente

    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Ikea me da buen rollo...no sé la razón, y veo que a ti te pasa lo mismo, incluso conozco gente adicta a Ikea! jajaja, es digno de estudio, sí.. :)

      Besitos, preciosa!!...mañana será otro día, sí..

      Eliminar
  4. Hoy es especial y único como ese niño que lee. Mañana: ¿antes para qué y después ya?
    …Y las velas me encantan pero he tenido dos sustos (Debe ser ese primo alemán que de vez en cuando…) y las he sustituido por los “mikados”.
    Un beso, o dos, mientras yo salto y brinco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy las preocupaciones se nos quedan tras la puerta, Ester..paladeemos este instante, como bien dices es único.. :)

      Besitos, saltos, brincos, abrazos y volteretas

      Eliminar
  5. Cada día tiene su afán y su momento para disfrutarlo "a concho",como se dice aquí...Me encanta este sentir de plenitud que se huele en tu texto de domingo.

    Es domingo, sí, hay que vivirlo.

    Y aunque no quiero adelantarme, espero tengas buenas noticias mañana, hay que esperarlas,por qué no!. Tú sólo sonríe siempre,a pesar de cualquier cosa.

    Esto, lo destaco de tu texto:
    "el domingo sonríe cielo arriba o tierra abajo, sonríe y me siento en calma, tranquila. Es domingo".

    Precioso.

    Mil abrazos y besos, amiga.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta eso de "a concho", Maritza! :)

      Yo intento no perder jamás la sonrisa, aunque a veces cueste mantenerla..

      Un besito, mi querida poeta

      Eliminar
  6. A mi si... me llega tu ESENCIA!!!
    Besos niña :)

    ResponderEliminar
  7. Hola Guapa , pues si si me llega ese olor a rosas , que desprende tu bonita vela , seguro que mañana todo te saldra muy bien ya que las velas rosas que compraste tienen mucha enegia positiva , yo mañana también tengo que ir al medico o mejor dicho al hospital , a hacerme la prueba del Simtron , espero que me salga bien y me den para dentro de 6 semanas , besos de Lm y mucha suerte guapa .

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto...

    Ikea me encanta también... ese orden lleno de detalles mil... esas mini-casitas perfectas... me relajan! a mis hijos las albóndigas suecas,les chantajeo con ellas para que quieran acompañarme jaja

    Besos abisales de domingo, mañana irá bien ;)

    ResponderEliminar
  9. Aun con retraso felz domingo y que la luz de las velas ilumine tu camino.

    ResponderEliminar
  10. Con el aroma de tus rosas entrando por la venta ... ¡buena suerte para mañana!

    ResponderEliminar
  11. Estos momentos son las pequeñas e imprescindibles piezas de esa máquina llamada felicidad. Yo me agobio en el Ikea porque todos los pasillos desembocan en uno nuevo y nunca encuentro la salida. Seguro querida Mairlo que allí nunca coincidiremos. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Deja el medico con sus preocupaciones, las tuyas es seguir adelante :).Por cierto me planteo hacer velas ya veremos...Mirada als teus ulls.

    ResponderEliminar
  13. Que el viaje al medico no rebaje el color azul limpio de tu sonrisa.

    Soy fan de IKEA. Es uno de los lugares a los que acudo a pasear. La última vez (hace tres días) volví con una espátula, un cepillo para lavar platos y una sonrisa enorme.

    Una satisfacción (de las grandes) ver como prende la semilla de la lectura en los "enanos".

    ResponderEliminar
  14. A mí las velas también me gustan. Hay que poner luz a la oscuridad!

    ResponderEliminar
  15. Pos yo no las aguanto , ni siquiera el olor del incienso !! (será que ya me puede de estar todos los días , haciendo hechizos y rituales ? ) jajaja, eso será ! Pero disfruta, si con ello te relajas,perfumas tu vida y atraes energía positiva !
    Que tal has quedado en el médico ? besossss

    ResponderEliminar
  16. A mí también me encanta Ikea y las velas... Veo que nos parecemos bastante...
    Espero te haya ido bien hoy en el médico.
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Ya es martes, espero esté todo bien (con el dr.)
    La luz no solo ilumina, irradia el brillo que a veces nos hace falta.

    Buen octubre, beso beso

    ResponderEliminar
  18. yo hubo un tiempo que las coleccionaba, tengo de todo, sanwichs, animalitos, flores, frutas... pero como todo en esta vida, las aficiones cambian... eso sí, todos, y digo TODOS!! los días le pongo una velita de te a una virgen que tengo en mi coqueta para que nos proteja (aún no se de que, o si funciona... pero lo hago!)

    ResponderEliminar
  19. No soy de las velas, quizá porque le tengo miedo a un incendio ;)... pero si de los aromas, todas las noches mientras damos vueltas por la casa prendo algunos inciensos.
    Como dijo Char, espero que haya ido todo bien con el médico.
    Me quedo por acá.

    ResponderEliminar
  20. Otra cosa en comín, las velas me pierden, hasta aquí llega el olor y la voz del cuento que lee tu niño, por cierto, cada vez lo hace mejor... Pura magia esto de Bloguer.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  21. Adoro las velas,son mi perdición.Su magia inunda la estancia de calidez.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  22. A mi también me gustan las velas pero de esas que huelen al encenderlas pero eso sí, no soy capaz de encenderlas de noche con la luz apagada, me dan miedo esas sombras... jajajaja, así soy yo.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  23. Ains, no eres la única que se pierde en Ikea y la encuentran en el rincón de las velas.
    Besos con aroma a vainilla.

    ResponderEliminar
  24. Estoy convencida de que Ikea le hecha algo a las velas para que sean adictivas. :D
    Besazo

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***