domingo, 22 de abril de 2012

Gelatina de kiwi


Me gustan los desayunos de domingo, esos momentos de tostadas, calma y café en los que puedo sostener la taza entre las manos y sentir como toda yo voy despertando sin prisa mientras el día me parece un colchón amable aún por estrenar. Mi vida fluye entre cereales, mermelada de ciruela y sonrisas infantiles. ¿Qué has soñado hoy? le pregunto a J y este me sonríe encogiéndose de hombros, "no me acuerdo, creo que con el abuelo" y nos cubre un silencio espeso y dulce a la vez, como la gelatina de kiwi.


Fue conmovedor reencontrarse después del tiempo, anclarse al cariño y despreciar el reproche, conjugamos demasiados latidos como para exiliar el amor lejos de Nunca Jamás.

16 comentarios:

  1. Preciosa y poetica manera de despertar al nuevo día, un día lleno de promesas en el que la esperanza reina sobre todas ellas.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta disfrutar de esos momentos, NERIM...me parecen tan importantes y tan mágicos..

      Un abrazo lleno de cariño

      Eliminar
  2. Bendita tú que amaneces con calma de bálsamo de ciruela!!!

    ResponderEliminar
  3. Iniciar el día alrededor de un pausado desayuno siempre es un buen comienzo, mucho más de loq ue tenemos en el día a día.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Que tierno el sentir, mañanero, esa tibieza en la piel esa lentitud de movimiento...genial mi niña

    Buen domingo guapa

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, un texto que envuelve, inspira, transporta... rebosante de ternura y con un "algo" especial que todos somos capaces de captar.

    ResponderEliminar
  6. Nos has dejado una sutil y romántica gelatina llena de dulzura y amor.
    ¡Formidable!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. y es que los domingos tienen ese algo de especial, como los buenos recuerdos

    ResponderEliminar
  8. Es tan dulce y tan bonito que me pediría un desayuno igual.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un desayuno con mucha vitaminaC para ponernos en marcha una vez despertado del letargo mañanero dominguero.Bonita manera de empezar el domingo. Saluditos. .

    ResponderEliminar
  10. Que dulzura de kiwi y de olvido de reproches. Qué buen rollo para empezar la mañana de domingo. Nunca jamás... es demasiado drástico. Mejor así. Besos alados.

    ResponderEliminar
  11. Cuánta calma me has transmitido Ló... Es una sensación superbonita cuando sientes estar disfrutando de un vaso calentito entre tus manos, o acurrucándote en el sofá con esa "manta gorda de invierno" que todos tenemos, cubriéndote a la altura de la nariz, apenas asomando los ojos... Me gusta!!

    Que nunca muera la magia!!

    Besitos del Mago Megh!!

    ResponderEliminar
  12. Lo, que entrada más bonita. Me has dejado encantada con tus palabras y con un genial sabor de boca.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Hola, ola de mar...
    Con hambre y paz me ha dejado tu escrito. Un dulce reencuentro.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  14. Estaba meditando que le hace mas acogedor a tu rincón, si tú simpatía, tu sonrisa, tus narraciones, el soplo suave que impregna tus letras de paz y sosiego? A veces me pregunto si lo que escribimos es capaz de transmitir lo que no dicen las palabras y se esconde entre líneas esa pequeña sensación mágica de lo que no es posible ver pero si sentir. Un beso de buenas noches :-)

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***