martes, 6 de marzo de 2012

Los árboles NO..

Si algo me hizo huir de la gran urbe y enraizar el corazón en este suelo fue el bosque, el olor a tierra, el monte, ese verde hipnótico que se te clava en el epicentro del ánimo y te inyecta vida.

Ayer, mientras R y yo paseábamos por nuestro camino de calma, vimos que habían talado varios árboles y me tembló el corazón. El Universo entero puede devorarse desde la matriz de su cosmoexistencia, puede caerse a pedazos el último resorte de mi estratosfera anímica, puede el dolor del cuerpo arrancarme de cuajo las margaritas de los ojos, puedo quedarme coja de risas, seca de hogueras, pero que no se lleven los árboles del bosque, por favor, los árboles NO.



21 comentarios:

  1. Cuando digo que prefiero vivir en mi pueblo en vez de en la ciudad, la gente se extraña, pero no hay nada como pasear por caminos de campo. Antes iba mucho por un pequeño bosquecillo, hasta que lo talaron, llevandose así una preciosa imagen.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no volvería a la ciudad jamás EL OJO, si algo agradezco a la vida es la oportunidad de estar aquí, rodeada de verde, pájaros y calma (sé que hay gente que no lo comprende, yo misma hace muuuuuuchos años, tampoco lo comprendía)

      Un besito

      Eliminar
  2. Hola Ló. Lo primero es darte las gracias por comentar mi primera entrada en el blog que comparto con Rosalía y lo segundo es mostrar mi total acuerdo con tus palabras. Una manera muy poética de describir un problema.
    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuestro blog es "todo alimento" CUCA, no sabes cuánto me alegra haber aterrizado en él.. :)

      Un besote

      Eliminar
  3. Nada como respirar el fresco aroma del campo, sentir el corazón del bosque en su silencio y compartir con el toda la belleza que desprende….

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero seguiran haciéndolo, asi es el mundo que nos rodea...

    besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo una muy buena relación con los arboles.
    Y un proyecto de acabar retirándome a un pueblo que aporte sosiego y no prisa a las horas.
    ¿Quién decide cortar arboles?
    ¿Explica la necesidad?

    ResponderEliminar
  6. Creo sinceramente que caeremos nosotros primero.

    ResponderEliminar
  7. Tagore amó los árboles e hizo fuego que llegaba a las estrellas, sin que un sólo hermano árbol sufriera un rasguño

    ResponderEliminar
  8. Hola, concisas y precisas letras van desnudando plácidamente el talento germinal de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos interminables..

    ResponderEliminar
  9. Pues yo tampoco volvería a la ciudad y también quiero decir que NO nos quiten lo árboles.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ló, un gusto leerte y conocerte. Sabes? Comparto enteramente lo que expresas. Vivo en una ciudad muy arbolada y eso es algo que me agrada en verdad (parece menos ciudad -me refiero a la grisura que suelen tener las calles y el trajín cotidiano que pone un ritmo acelerado a la vida). Cobijarse bajo su sombra, ver el verde de sus hojas trepando a las ramas o, al llegar el otoño, caminar sobre el alfombrado ocre y oro de las hojas secas, da un toque natural a tanto cemento. Claro, que vivir en el campo donde la naturaleza abunda, sería un placer inmenso.
    Te dejo un beso:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  11. Hola Lo, gracias por haber visitado mi sitio y por tus comentarios...
    A diferencia de los árboles, nosotros podemos buscar el mejor lugar para vivir, donde no suframos agresiones, tengamos aguas limpias y aires puros. También podemos elegir los mejores alimentos y alejarnos de las relaciones tortuosas.
    Te mando un abrazo de oso!!

    ResponderEliminar
  12. Los arboles lloran cuando los talan, la tierra se estremece . Algun dia Gaia nos borrarà la existència por ser una raza de malditos simios assessinos con dos "ss" pa Joder!

    ResponderEliminar
  13. Qué buena es tu apología!!
    Los árboles NO,ellos nos dan la vida y parece que no se dan cuenta.
    Cuando veo caído o roto un árbol también siento como una cuchillada que me atraviesa el corazón.
    Hay árboles que se necesitan para construir viviendas,muebles..pero cortar por beneficiarse de otras funciones(pienso en la Amazonia y su devastación) lucrativas por encima de la VIDA,no tiene nombre.
    Estamos muy enfermos de avaricia,amiguca.
    Besucos

    ResponderEliminar
  14. Hola, ola de mar...
    Aunque vivo en la ciudad, cuando regreso a algún lugar en la montaña donde de repente veo que algo se ha quemado, que hay un claro donde han matado a los árboles, tengo la misma sensación. De pena y dolor por la vida arrancada. Si viviera a su alrededor, entre ellos, tendría el corazón enlutado.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  15. Primero quiero agradecerte por pasar por mi blog, tu blog es muy lindo. Me encanto super original, nos seguimos leyendo linda. Besotes

    ResponderEliminar
  16. No los arboles No..totalmente de acuerdo con el texto.
    Saludos muy bonito el post
    =)

    ResponderEliminar
  17. OJALÁ NO TE ARRANQUEN DE CUAJO LAS MARGARITAS DE LOS OJOS
    Un FIN DE SEMANA ESTUPENDO QUERIDA
    MIL BESOS :)

    ResponderEliminar
  18. Mi querida Ló....el amor que siento por esos sabios gigantes me hacen abrazame a ellos fuerte....muy fuerte....y me dan cosas que no se explicar con palabras....con tu historia se me han llenado los ojos de lágrimas....no puedo soportar que dañen a ni un sólo árbol.
    Te deseo lo mejor y mi abrazotedecisivo de fin de semana, que lo disfrutes

    ResponderEliminar
  19. Hola te devuelvo la visita y no, que no nos quiten mas pulmones...
    Saludos!

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***