viernes, 3 de febrero de 2012

Blanco sobre azul


La plaza aún conserva un sueño nevado, el viejo sauce se estira las mangas blancas mientras yo coloco un pudin en el horno y me preparo un café. Me arrimo a la ventana y observo, el silencio se pasea juguetón entre los columpios y los bancos de madera, lo observo divertida mientras dibujo tres puntos y una línea curva en el vaho del cristal. El teléfono escupe malas noticias "y sabes quien se ha muerto?" pronuncia una voz familiar, odio esos aparatos, odio los teléfonos y la forma en la que me anulan la boca y me roban las palabras. Los enredos pretenden ejecutarme la luz pero no les permito atravesar la umbilicalidad que me une a este instante, a ésta paz, a ese blanco sobre azul.

El café me sabe a memoria y a versos, siento el pequeño fin instalándose en la rotonda de un punto y aparte. La vida se deshace, pienso, se deshace como la nieve bajo el sol.



10 comentarios:

  1. La vida es efímera tanto o más que la nieve Ló, pero tú lo cuentas todo de una forma tan especial y tan rica en detalles que no sé, me resultas muy cercana.

    aunque a veces no te comente siempre te leo

    Molts petons

    ResponderEliminar
  2. Preciosa foto

    A veces, incluso más deprisa...

    Efímeros...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Vaya si se deshace!!! Pero por el momento vamos a mirar por la ventana y a OBSERVAR!!! :)

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con Xavi. Situaciones cotidianas tienen un sabor especial si salen de tus letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ló... aprovecha esos instantes de blanco sobre azul que te regala la vida.

    En la mesura que fas anys sembla que la vida tingui pressa per marxar.
    Atura els instants i gaudeix.

    Una abraçada ben forta

    ResponderEliminar
  6. Hola, ola de mar...
    Sabes? Te llevo leyendo de vez en cuando desde hace unas semanas, cuando dejaste amablemente un comentario en mi casa. Me gusta la sencillez con la que escribes, textos limpios y con tanto corazón.
    No me gusta tampoco el teléfono que irrumpe rompiendo la paz. No me gusta escuchar hablar de la muerte, como a todo el mundo, pero me saca de cierta apatía que de vez en cuando se apodera de mí.
    Un beso,
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  7. Blanc sobre blau, els núvols, pel cel d'aquests matins
    passen sense l'angúnia de cap ànima a dins...

    Matins de març, on sembla que la vida comenci
    i nosaltres tornem, verges en el silenci,

    a l'esperança del primer dia del món!
    Els núvols fan el cel més blau i més pregon.

    Somni de l'aigua! Entorn de la seva peresa,
    l'aire els dona una forma gairebé per sorpresa,

    un límit en l'atzur. Fàcil com la cançó
    del flaviol als llavis, plens de sol, del pastor,

    la seva ombra camina sobre l'aigua captiva
    dels rius, dels llacs i de les mars. I jo, a la riba,

    penso, en veure'ls passar, per quin caprici els déus
    fan i desfan per sempre meravelles tan breus...

    Màrius Torres

    ResponderEliminar
  8. Todo es comparable con la vida,todo es la vida.Los árboles nevados,nos llevan a hacer en los cristales circulitos con tres puntos,y pensar que se va derritiendo ...la vida,la nieve,la esperanza..
    Y cuando suena el teléfono para dar noticias como etas,el miedo lo derrite más deprisa .
    Me cansa la silenciosa silueta de la muerte,y de los amantes de la necrológica.
    Vive el azul sobre banco cuanto más puedas.Que no te roben los momentos para ser una arquitecta de las palabras.
    Besucos nevados

    ResponderEliminar
  9. Hoy os envío un abrazo general a tod@s, un millón de gracias siempre por vuestra calidez!

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***