martes, 22 de marzo de 2011

De giros


De pronto se ha girado el día radicalmente. Ha pasado de ser soleado y primaveral a un invernal profundo, ha sido un giro repentino que he observado divertida desde la ventana, menos cuando el viento se ha llevado volando el tendedero del jardín y he tenido que salir disparada tras el montón de ropa con alas. Creo que la vecina ha sonreído al verme correr tras los setos, creo...porque por lo poco que he podido tratarla no tengo muy claro que lo de sonreír sea su fuerte. Tiene los ojos tristes y esquivos, fue la primera señal que tuve de ella cuando la saludé a los pocos días de mudarnos.

Llueve ahora mismo, me encanta ver las gotas estampándose contra el cristal, los árboles moviéndose, esa luz baja...casi somnolienta. A primera hora he ido con R al médico a tramitar la baja, es curioso...pero la doctora tenía un calendario del 2010 (creo que del champú Johnsons) que decía algo así como que "cada vez que nace un niño, nace una madre". He salido de allí casi en automático, pensando en ese calendario desfasado y en todas esas veces en que nacemos sin saberlo. Y es que yo diría que solemos hacerlo varias veces al día sin enterarnos. Sí, estoy segura de ello. Nacemos desde el útero de los grandes y radicales momentos de la vida, a raíz de ellos, pero también y sobretodo, nacemos desde los pequeños momentos, los más chiquitos, como si los detalles más insignificantes (esa lluvia repentina) nos parieran a un nuevo estado de ánimo.



10 comentarios:

  1. Muy buena reflexión la tuya ,la verdad es que creo que por muy malas que vayan las cosas el renacer tendria que ser diario ,estoy totalmente de acuerdo con eso .Un besote Ló .

    ResponderEliminar
  2. La primavera nos ha dado el esquinazo hoy.

    Yo nazco cada mañana y al poco rato me muero.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Esa evolución de la luz a la lluvia, es un cambio integrable y agradable, otros necesitan mas complejidad..

    pero en definitiva el cambio se impone siempre..

    Un beso gracias por pasar por Mi Mirada

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con ese calendario, yo conozco a una que nació tres veces el mismo día. Ya vendrán días mejores. No desesperen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La primavera nos pone contínuamente a prueba, mañana de sol, tarde de frío, noche de lluvia y vuelta a empezar, y el lío del armario, increchendo...

    ResponderEliminar
  6. La primavera es asi, soleado y lluvioso casi al mismo tiempo. Para mañana anuncian temporal de nieve y vuelve el frío, es decir, a encender de nuevo la calefacción se ha dicho.

    Gracias por pasar por mi blog. Me he hecho seguidora del tuyo y pasaré a visitarte y leerte, me come la curiosidad por saber cuando te comeras las margaritas.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo nazco, me muero, vuelvo a nacer, me vuelvo a morir... y a veces son tan duros los partos, y otras veces creo que nazco dentro de la propia muerte... uf!! estas no son horas para hacer comentarios...

    Besitos, niña*
    Feliz Primavera!!

    ResponderEliminar
  8. pues yo no nazco tanto, con una vez tuve bastante.
    La primavera es lo que tiene, el continuo cambio.
    Tramitar la baja?

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el texto, la narrativa y la reflexión. Tantas que veces, como bien dices, que nacemos y ni nos enteramos porque tenemos la atención puesta en otros menesteres, tal vez poco importantes...
    Analizar cada instante que vivimos, sentir qué nos aporta y actuar en concecuencia debería ser nuestro propósito diario al despertar.

    Acompaño tu sentir sobre los días lluviosos. Me encantan.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Profunda reflexión en esta ocasión. Yo siempre recuerdo esas veces en las que he vuelto a nacer y el giro que ha dado mi forma de ver y sentir. Las que no conozco las intuyo, pero de seguro que ha habido muchas más de las que tengo por ciertas y verdaderas. Me ha gustado este enfoque porque hace poco comentaba con un amigo algo similar a raíz de un desgraciado acontecimiento pasado.
    Pero es primavera y esta vez ya parece que ha llegado para no esconderse tras otras tormentas de nieve o granizo y la reflexión es que nacemos cada día al abrir los ojos y mirar la luz que se cuela por los resquicios de la ventana.
    Que tengas una buena semana. B7s.

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***