martes, 15 de marzo de 2011

Canela

La lluvia ya ha bajado de intensidad. Hace apenas dos horas caía un diluvio arenoso que ha dejado la ciudad sumergida en una luz naranja. "Es que viene del Sur" -me decía J-, es lluvia sahariana.. "Lluvia Sahariana", me he quedado masticando la musicalidad del nombre como si me supiera a canela. Hacía tiempo que no veía el cielo así, como si alguien hubiera bajado la intensidad de la luz hasta tal punto que daban ganas de encender velas por la calle. J. y yo nos hemos pegado al cristal de la oficina, calladas como dos niñas, fascinadas, observando la lluvia y esa hipnótica luz ambiental que nos hacía soñar con un mundo color sepia.





9 comentarios:

  1. Siguen los fenómenos climatológicos que nos hacen inventar las más bellas metáforas... Si podemos sustraernos del resto del universo...


    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Esa luz mortecina pero no cenicienta parece presagio de misterios dulces, como si recrearan un tiempo fuera del tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Lo, qué bien has sabido captar ese instante. La imagen de las dos mirando por la ventana está muy lograda. Me ha gustado mucho, aquí la tarde está lluviosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. JOSÉ A.:

    A veces resulta difícil evadirse, ya no sólo del Universo, sino del planeta ensí, sobretodo en estos días de catástrofes tan gordas que te hacen sentir infinitamente minúscula ante los fenómenos. Pero admito que en ese momento de cristal y lluvia, me sentí lejos hasta de mí misma..

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Como si se abriera el cortinaje de una realidad paralela, PILAR, sí...justamente así, y los seres propensos a la ensoñación abrimos rápidamente esa puerta.. :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. ANTORELO:

    Gracias por tu calidez...disfruta mucho de la lluvia. Vívela :)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. En otra ventana estaba yo igual de fascinado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. me encanta cuando cruzas los sentidos: masticar una musicalidad, de un nombre que te sabe a canela. Precioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Soy pelín rocambolesca, NIEVES...jeje, pero me gusta que te guste ;)

    Un besote, tesoro

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***