miércoles, 15 de diciembre de 2010

Siete mareos y medio


Ayer R. me llevó a comer a un Wok. "Te vas a poner hasta las botas!" me dijo animadísimo, "hasta las botas!" repitió arqueando las cejas. Que R me diga que me voy a hinchar de comer, a mí, que debo ser la persona con menos interés gastronómico del planeta, tiene su miga, o su bota, o sus cojones.

Desde la puerta de la entrada hasta la mesa doce ya me había mareado unas cinco veces. Todos aquellos olores intensísimos de comida de todo tipo, pescados, mariscos, chuletas, salchichas, arroces, macarrones, verduras etc...etc..etc mezcladísimos y concentrados en un local pequeño y repleto de gente moviéndose sin parar con platos en las manos, platos llenos de comida, platos llenos de olores, platos, platos, platos..

Seis mareos.

Curiosamente al sentarme y forjarme al eje de la silla me vino el hambre (siempre me ha hecho gracia esa expresión, de dónde se supone que viene el hambre..¿de París?). Así que me encaminé con mi plato blanco nuclear a la zona de verduras, me preparé una buena ensalada de lechuga con tomate, apio..etc, y de segundo dos rodajas de merluza, luego me dirigí a la mesadoce. Al llegar R. ya tenía un plato combinado de mil cosas (arroz, pasta, croquetas, sushi y wonton,) y otro gestándose en la plancha. Fijó la vista en mi plato como si estuviera observando una visión paranormal..."pero porqué comes ensalada!, con la de cosas que hay!"

Siete mareos.

Por suerte pude ahogar el octavo mareo en un café con sabor a calma. Al salir me pareció que el planeta entero olía a regaliz roja e iba más despacio..


5 comentarios:

  1. Comparto tu sensación de mareo. A mí me produce lo mismo esa situación de ver y oler comida por doquier en una selva de nativos hambrientos con sus platos rebosantes de comida.

    Pronto te descubriré un secreto, Casiopea.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que se me juntó el olor "multicomida" con el movimiento incesante de la gente en tan reducido espacio..., un cóctel demasiado cargado para mí.

    Me quedo a la expectativa de ese secreto, MERCEDES.. :)

    Mientras, un besito con sonrisa

    ResponderEliminar
  3. Puagggggggggggggggggg

    Te entiendo a la perfección.

    Besos mareados.

    ResponderEliminar
  4. Asi contado no me seduce la idea de ir a comer a un wok ...tengo cercano uno y siempre he tenido tentaciones de ir pero ...jajajjaja ,mi alma rebelde me dice que a pesar de los comentarios (no solo el tuyo ,si no variossssss ) IRE y cuando vaya te cuento ..Besos Ló !!

    ResponderEliminar
  5. No dejes atrás el ARROZ y la PASTA, con verduras eso sí, y un poco de pollo o pescado, y algún pedacito de CHOCOLATE,2 frutas al día y 3 almendras 1 ciruela seca y un datil antes de acostarte.. te aseguro que te comerás el mundo a MORDISCOS, más aún de lo que ya te lo comes, y de MAREOS, nunca, pero nunca más!!!!!

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***