lunes, 20 de diciembre de 2010

Día torcido


Me adapto a la normalidad de mi vida, una normalidad apaisada, casi como una rendición en chiquito. Me abrazo a ella y la acuno en el centro mismo de mis 43. No espero ya el tobogán de mi instinto, ya no, hace tanto de todo que se me adormecen las esquinas, los flecos, las manos y las ansias...
Paseo por mis calles sin prisa, reconozco las avenidas, las plazas, los edificios que me conforman, el barrio que habita dentro de mi propio circuito. Paseo, giro, subo, desciendo...solo que a veces, al pasar por mis escaparates y en plena calma, no me reconozco. Como si no fuera, como si no estuviera, como si mis pasos formaran parte de una inercia adaptada y yo no fuera más que una impostora en mi propia vida.

17 comentarios:

  1. Te entiendo bien.

    Un día lo escribí:

    IMPOSTOR.

    Ese que me mira/
    desde el espejo/
    es un impostor/
    que desconozco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya somos dos, TORO, dos impostores de nosotros mismos. A veces (como hoy) tengo la sensación de que estoy hecha de cartón piedra.

    (Ofú qué día más retorcido llevo hoy...)

    Beso-te

    ResponderEliminar
  3. Me reconozco a diario, y siempre soy diferente. Aunque en realidad no se que me liga a el.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Oh! He encontrado tu blog por casualidad, y me ha gustado mucho :$ te tendré fichada a partir de ahora!

    ResponderEliminar
  5. La impostura crea sospechas y niega verdades...¡me gusta!

    ResponderEliminar
  6. Y es que a veces, solo a veces... algunas más, somos como hojas de otoño en el Ártico sin rumbo fijo, pero nunca, nunca, impostores en nuestro cuerpo... Perdidos en él, si, pero nunca impostores.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Imagino que nos pasa a todos. Realmente ¿cuándo somos nosotros mismos?
    Bravo por tu estilo al escribir. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya, vaya... ya empezamos a tener seguidores, eh?... Y tú que decías....

    ;)

    La mudanza... todo bien?

    Besibrazos.

    ResponderEliminar
  9. Jo, niña, cómo te entiendo!
    Un día torcido? pues ya somos dos.

    Besitos reconstituyentes

    ResponderEliminar
  10. A veces me pasa y me pregunto en que rincon me perdí a mi misma.

    ResponderEliminar
  11. Si te reconoces es una suerte DAVID, yo la mayoría de veces ni siquiera me focalizo bien..

    Otro saludo

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no tengo tan claro que me guste, MANUEL..

    ResponderEliminar
  13. Quizá no seámos impostores, GUILLE, pero a veces si (nos) lo parecemos..

    La mudanza está en pleno auge, la semana que viene ya será definitiva. Si vieras en cuantas cajas ando dividida.........

    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Quizá cuando nos dejamos llevar por el instinto en vez de por la razón, NIEVES...quizá, quizá...

    Un besote, preciosa

    ResponderEliminar
  15. Tus mensajes siempre son reconstituyentes MERCEDES, tienes luz en las letras!

    Un besote

    ResponderEliminar

*** No siempre puedo contestar los comentarios de forma individual, no siempre puedo visitaros y corresponder como me gustaría, pero siempre, siempre, SIEMPRE os atesoro.

Gracias, de corazón, por vuestra compañía. ***